Saltar al contenido

Aeropuerto Internacional Jorge Chávez recibe acreditación en medición de Huella de Carbono

febrero 11, 2020
Aeropuerto Internacional Jorge Chávez recibe acreditación en medición de Huella de Carbono

Reconocimiento coloca al terminal aéreo del Callao entre otros aeropuertos del mundo prestos a gestionar la reducción de huella de carbono para la preservación del medio ambiente.

El Aeropuerto Internacional Jorge Chávez recibió la acreditación Mapping – Nivel 1 del Airport Carbon Accreditation (ACA), certificación que reconoce los esfuerzos en la medición de la huella de carbono asociadas a la actividad aeroportuaria. Así lo informó Julissa Salavarría, gerente de Sistemas de Gestión de Lima Airport Partners (LAP), empresa concesionaria del aeropuerto.

“El objetivo es seguir alcanzando altos estándares en buenas prácticas de eficiencia ambiental y reducción de carbono, como lo hacen importantes aeropuertos en otros países”, sostuvo Julissa Salavarría.

La ACA se lanzó en junio de 2009 con el propósito de que los aeropuertos miembros del Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI EUROPE) se comprometan en la gestión, reducción y, en última instancia, neutralizar su huella de carbono.

Esta certificación permite saber cómo el aeropuerto Jorge Chávez está trabajando en la reducción de su huella de carbono, en comparación con otros aeropuertos. Este primer nivel que ha recibido el terminal aéreo del Callao valida que el cálculo de la huella de carbono ha sido correctamente realizado, respondiendo principalmente a índices del consumo de energía en todo el aeropuerto.

“Al reducir la huella de carbono reduces los gases del efecto invernadero (GEI) que contamina todo el planeta. En LAP estamos trabajando por generar menos cantidad de GEI, a fin de contribuir con el medio ambiente y nuestra población vecina”, afirmó la gerente de Sistemas de Gestión.

Asimismo, tal como explicó Salavarría, se ha definido una estrategia de acción para poner en marcha una serie de buenas prácticas a modo de campañas internas como: uso adecuado del aire acondicionado solo en horario de trabajo, apagar las luces de las oficinas cuando el personal se retire, apagar los monitores después de la jornada laboral, no dejar los cargadores conectados, entre otras acciones; que van sumando a la reducción de la huella de carbono.

Finalmente, LAP ha invertido en dispositivos de medición eléctrica para mapear el consumo de energía en nuestros sistemas principales, ello nos ayuda a implementar estrategias de ahorro de energía. Además, se ha reemplazado a fines de 2019, cuatro equipos de aire acondicionado con mayor tecnología y eficiencia que utilizan refrigerantes eco-sostenibles que también ayudarán a reducir los GEI.