La ciudad patagónica tiñe sus paisajes de distintos colores según la época del año, y ofrece postales de ensueño para la temporada de verano

Argentina es mundialmente conocida por el fútbol, los asados, alfajores y el mate, además de contar con una increíble diversidad de climas y paisajes naturales. Uno de sus atractivos más concurridos por los turistas es la belleza de La Patagonia, cuya puerta de entrada es San Carlos de Bariloche.

Este lugar se ha convertido en uno de los rincones más visitados sin importar la estación. Cuenta con opciones que se adaptan a todo tipo de turistas, y esta temporada de verano es ideal para escapar de la rutina y conocer este nuevo destino. Por ello, brindamos tres datos que no conocías de Bariloche, anímate a vivir una experiencia que te encantará:

El lago Nahuel Huapi es el centro de Bariloche en verano.

1.       El protagonista: El lago Nahuel Huapi es el centro de Bariloche en verano. Sus aguas azul cristalino se desprenden de los glaciares cercanos, y la vuelven ideal para realizar distintas actividades acuáticas. Windsurf, kitesurf, buceo y kayak son solo algunos de los deportes que puedes disfrutar, además de relajarte bajo el sol y la naturaleza de sus orillas.

El agua cristalina hará que no quieras salir del lugar, por lo que también es una buena opción realizar excursiones en el mismo lago. Entre los atractivos más destacados que puedes descubrir se encuentran la Isla Victoria y el bosque de los Arrayanes, donde tuvo su casa nada más y nada menos que Walt Disney.

2.       Explosión de sabores: La Patagonia tiene una gran influencia europea por las colonias inmigrantes que se asentaron en la región y, por ende, sus tradiciones se afianzaron a la cultura argentina. Es por eso que Bariloche cuenta con distintos atractivos gastronómicos que cumplen con todos los gustos y que harán tu estadía aún más placentera.

La ruta del chocolate es una de las más destacadas, además de la ruta cervecera que se ha vuelto un must para los turistas, ya que en Bariloche es producida desde hace casi 100 años. Y como era de esperarse, los asados y las carnes ahumadas se vuelven el complemento ideal para un viaje lleno de descubrimiento para tu paladar.

3.       Encanto de noche: Bariloche cuenta con una gran cantidad de bares, así como un circuito turístico nocturno en el que puedes encontrar algunos con temáticas diferentes. Este es el mayor atractivo para los jóvenes, por lo que la música vibrante, luces y pistas de baile se encuentran disponibles para que tengas diversión asegurada al terminar el día.