El incremento del turismo hace que los principales destinos deban tomar acción para hacer sostenible su belleza y sus atractivos. Esto ha generado nuevas estrategias para conservar los espacios y la naturaleza en buen estado. Aruba, uno de los destinos turísticos más visitados del Caribe, lleva a cabo un modelo exitoso de turismo sostenible que puede ser replicado en otras naciones insulares. La Isla Feliz es conocida tanto por la belleza de sus playas y la cordialidad de su gente, como por ser un lugar en el que el cuidado y bienestar de su naturaleza es primordial.

Desde hace varios años, el gobierno arubiano junto con la Autoridad de Turismo de Aruba, vienen implementando varias acciones con visión de largo plazo. En la actualidad, Aruba usa alrededor de 40% de energía limpia y, con la apertura del parque eólico Vader Piet Wind Park, se satisface 20% de las necesidades eléctricas de la isla mediante energía alternativa. Con esta inversión se busca reducir las emisiones de CO2 y disminuir la dependencia de combustibles fósiles. Esto se suma a medidas como la prohibición de plástico de un solo uso, que ya se está implementando y que tiene una importante incidencia en tener playas y océano limpios.

Además, desde el año pasado Aruba cuenta con un código de conducta para sus habitantes y visitantes, en el cual resalta la importancia de los buenos comportamientos en la isla como el cuidado de las playas, el océano y la vida acuática, el control del uso de plásticos, el respeto a los lugares de estacionamiento, entre otros. Esto tiene el propósito de fortalecer el cuidado de la isla y su medio ambiente.

Aruba aspira a que todos sus visitantes sean actores ecológicos y socialmente responsables, contribuyendo activamente al futuro de la isla. De esta manera, quienes quieran ser parte de esta campaña y unirse a los más de 1,250 visitantes ejemplares, pueden firmar su compromiso con Aruba en https://www.aruba.com/es/mi-promesa-aruba y dedicarse a difundir el mensaje de concientización con la naturaleza y la cultura de la Isla Feliz.