Los turistas extranjeros gastan 2,990 soles en su visita a la ciudad imperial.

Cusco es uno de los principales atractivos del Perú y diariamente llegan más de 3 mil turistas a la ciudad; de ellos, el 76% son extranjeros y el 24% nacionales o locales. Cada turista organiza su viaje de forma distinta y sus objetivos no son iguales, por ello hay oportunidades y servicios especializados que las agencias de viajes ofrecen para cada público.

“Los turistas extranjeros llegan a Cusco para conocer la riqueza de la cultura incaica, por ello todas las rutas o paquetes turísticos que los conecte con la naturaleza o con la localidad serán su primera elección”, comentó Maritza Montero, Gerente Comercial de Inca Rail.

Según un estudio de PromPerú, los turistas extrajeron planean su viaje a Cusco con un promedio de dos meses de anticipación, además suelen venir en grupos de 3 personas y hospedarse 6 días como mínimo.

Además, se sabe que 26% de los turistas extranjeros son de origen estadounidense, le siguen los argentinos y colombianos con un 9% cada uno. Estos viajeros llegan a Perú con el fin de conocer los principales atractivos turísticos como Machu Picchu, Sacsayhuaman, Qoricancha, etc. Asimismo, el 52% de los viajeros busca conocer costumbres locales, por ello, ofrecerles paquetes vivenciales en comunidades podría ser una gran oportunidad de promocionar el turismo.

>>> Lee también: ¿Cuánto cuesta viajar a Cusco para festejar Año Nuevo?

Otro grupo de turistas están interesados en tener un viaje tranquilo y descansar, es así como este tipo de viajeros apuestan por quedarse en hoteles de 4 a 5 estrellas donde puedan disfrutar de servicios lujosos.

Por otro lado, un dato interesante es que el 32% de turistas vienen en pareja, solo el 8% vienen con niños. Este último grupo, pese a ser minoría, es importante que las empresas ofrezcan servicios adecuados para los niños, ya que ellos requieren de un cuidado especial tanto en los tours, actividades y alimentación, por esta razón inca rail implementó un programa Kids Friendly, para que tanto niños como adultos disfruten del viaje al máximo.