Un teleférico que permita la visita del Santuario Histórico de Machu Picchu ayudaría a incrementar el turismo de peruanos, ya que reduciría los costos para subir a nuestra maravilla del mundo, opinó el presidente de la Asociación Peruana de Agencias de Viajes y Turismo (Apavit), Ricardo Acosta.

Actualmente turistas nacionales y extranjeros conocidos como los “backpackers” o mochileros prefieren hacer a pie el recorrido desde el Valle Sagrado de los Incas hasta Machu Picchu para ahorrar los 200 dólares en tren y lo propio para subir al ícono turístico a fin de no pagar el costo del ómnibus.

“Con un teleférico se facilitaría y no solamente un solo lugar, posiblemente dos lugares distintos a la entrada a Machu Picchu. Al santuario pueden ir en dos turnos: 2,500 en cada uno. Estamos hablando de 5,000 personas por ambos turnos. Otros pueden ingresar a Huayna Picchu y, finalmente, al Camino Inca. En temporada alta habría unas 6,000 visitas por día”, argumentó.