Muchos lectores preguntan acerca de qué uso darle al smartphone en un viaje, y es que en cuanto iniciamos alguna aventura surgen dudas lógicas acerca del uso de nuestro dispositivo móvil en otro país y el asunto se puede poner bastante confuso. Hay temas diversos que van desde el lenguaje técnico, el roaming a precios súper elevados, opiniones encontradas, y accesorios que no funcionan.

Al final del día lo único que queremos es que nuestro celular funcione mientras recorremos el mundo y en este texto te vamos a decir todo lo que necesitas para que tenga el mejor desempeño posible mientras estás en movimiento. Esperamos que con estos consejos ahorres tiempo, dinero, y algunos corajes de los cuales no hay ni necesidad.

Para empezar vamos a platicar acerca de la eternal incógnita ¿va a funcionar mi teléfono en otro país? Esto lo podemos saber desde antes de poner pie en otra nación, los diferentes países usan tecnología y frecuencias diferentes, y tu teléfono debe ser compatible con ellas.

La tecnología más común es la GSM, es la que se usa en casi todo el mundo, mientras que la CDMA es menos popular. En Estados Unidos las marcas Verizon y Sprint usan DMA, y si tu teléfono sólo es compatible con ella entonces lo más probable es que funcione internacionalmente.

La buena noticia es que la mayoría de los teléfonos soportan todas las frecuencias y tienen la capacidad para soportar datos 3G en todo el mundo, pero es importante corroborar el dato de cualquier modo antes de salir del país.

También ayuda mucho el tener un teléfono desbloqueado de fábrica, lo cual quiere decir que no estás sujeto a las tarifas de una compañía determinada y puedes cambiarle la tarjeta SIM en cualquier otra parte del mundo, país al que vayas sólo le cambias de tarjeta y el dispositivo funcionará a la perfección.

Si tu teléfono ha cumplido hasta el momento con todos los requisitos entonces seguro tendrás un problema menos de qué ocuparte, es más, tendrás un importante aliado en tu viaje que hará que extrañes casa un poco menos.

Y es que un teléfono que funciona al cien permite que te comuniques con tus familiares a través de redes sociales, subas fotos a Instagram, o en mi caso, hacer apuestas en vivo en mis deportes favoritos mientras viajo de un destino a otro, y más ahora que están por comenzar las temporadas de fútbol en Europa y ni qué decir del futbol americano de la NFL con toda su estrategia.

No debes tener desconfianza al comprar una tarjeta SIM en el país al que viajes, el rango no varía mucho a lo que se paga en casa, estamos hablando de que cuestan entre diez y cincuenta dólares, pero dependiendo del país las puedes encontrar en planes por días o meses, según lo que más te convenga.

Si nada de esto te funciona, te queda la opción de solamente conectarte al Wi-Fi, ahí tu teléfono no tendrá problema alguno, puedes hacer llamadas por Skype, WhatsApp, o Google Voice, entre otras opciones.