También denominado como el “Valle del Santa” por el famoso río Santa, el mismo que transcurre por estos territorios nutriendo sus tierras y contribuyendo al ciclo natural de su flora y su fauna, el Callejón de Huaylas está situado en el departamento de Áncash al norte de Lima, entre el Océano Pacífico y el Río Marañón.

Con una extensión de 40,627 km, el Callejón de Huaylas es un amplio valle andino abierto entre dos importantes cadenas de montañas: la Cordillera Blanca y la Cordillera Negra. Inicia en la Laguna Conococha a 4,100 metros sobre el nivel del mar y termina en el Cañon del Pato. Además, presenta una diversidad de microclimas debido a la altitud en que se encuentra.
Sitios turísticos más destacados

El Callejón de Huaylas cuenta con varios atractivos turísticos, tanto arqueológicos como naturales. Debido a la extensión del valle y la cantidad de pueblos que lo comprenden, es posible practicar turismo vivencial y alternativo.

Con respecto a los sitios arqueológicos se encuentran yacimientos Chavín, pertenecientes a una de las más importantes culturas pre inca que ocuparon el valle. Asimismo, los complejos arqueológicos de Tumshukaiko (Pre-Cerámico Tardío), considerado el de mayor monumentalidad, el de Willcahuín y el de Honcopampa, entre otros.

Como parte de los atractivos turísticos naturales, se encuentran los nevados y las lagunas de la Cordillera Blanca y sus cadenas montañosas, los más hermosos paisajes naturales que pueden ser apreciados en esta zona del Perú.

Pueblos del Callejón de Huaylas

Carhuaz: Con abundante flora representada por las flores de retama, Carhuaz está ubicado a unos 2,645 m.s.n.m. Este pueblo se destaca por su folklore y sus fiestas patronales, en las cuales honran a la ‘Virgen de las Mercedes’, también conocida por los pobladores como ‘Mama Meche’.

Caraz: ubicado a 2,256 m.s.n.m., la provincia de Caraz recibe a los turistas con un acogedor clima y habitantes hospitalarios. Esta provincia es famosa por calles extremadamente estrechas. Sus platos típicos son el tamal, el charqui y la llunca de Gallina.

Recuay: La provincia de Recuay, famosa por su ´danza de los negritos´, se ubica a unos 3,394 m.s.n.m. Cuenta con 10 distritos donde destacan Cátac, Huayllapampa, Recuay, Ticápampa y Pararín, Así como Caraz, tiene calles muy estrechas y los techos de las casas están hechas de teja.

Yungay: El Nuevo Yungay, nombre actual del poblado, fue construido nuevamente después del terremoto del año 1970 y está ubicado a unos 2,458 m.s.n.m. Entre los lugares de interés turístico está justamente el Campo Santo de Yungay, la ciudad que quedó sepultada bajo toneladas de lodo y piedra y se convirtió en cementerio para miles de personas. De dicha ciudad quedaron solamente cuatro palmeras de la Plaza de Armas.

Huaraz: Ubicado a unos 3,052 m.s.n.m. Entre sus atractivos turísticos están los Baños Termales de Monterrey y la Laguna de Willcacocha, un mirador excepcional de la Cordillera Blanca. Entre sus platos típicos destacan el cerdo asado, la trucha frita, la pachamanca y el caldo de cabeza.
Deportes de Aventura

En el Callejón de Huaylas hay zonas donde se pueden realizar vuelos en parapente y ala delta. El punto más conocido es el Cerro Pan de Azúcar en Yungay, aquí los turistas pueden apreciar desde el aire el contraste de la Cordillera Negra con la Cordillera Blanca, donde se ubica el nevado Huascarán.

Otros lugares son: El Cerro Buenos Aires en Yungay, donde se puede practicar vuelos de ladera y térmicos, el Huinchus en Caraz, un lugar para expertos en el deporte de parapente y ala delta y Willcacocha, donde se pueden realizar vuelos térmicos y de descenso.