American comenzó la búsqueda de auxiliares de vuelo para su base en Lima. Los seleccionados deberán pasar por un riguroso entrenamiento de seis semanas en el centro de adiestramiento Flagship University ubicado en Fort Worth, Texas, que incluye procedimientos de emergencia y primeros auxilios, además de servicios en cabina.

“Los auxiliares de vuelo de American representan la imagen de nuestra compañía y son el punto de contacto principal con nuestros clientes”, dijo Santiago Motta, director de American en el Perú. “La renovación de la tripulación en Lima es parte de nuestro fuerte compromiso con el Perú, un importante destino en nuestra red, con más de 450 empleados y 21 vuelos semanales”.

American tiene cuatro bases de auxiliares de vuelo en la región, que incluyen además de la base en Lima, bases en Buenos Aires, Bogotá y Santiago de Chile. En Lima también se encuentra el centro de operaciones AAdvantage/español y el centro de boletos para toda América Latina, así como el departamento de apoyo y servicio al cliente de aa.com en español.

Las bases de auxiliares de vuelo en Suramérica tienen una larga historia que comienza en 1946. En ese entonces, Pan-American Grace Airways (Panagra) operaba vuelos a los Estados Unidos desde Suramérica, estableciendo bases en Lima, Buenos Aires y Bogotá. En 1967 Panagra se fusiona con Braniff International operando hasta 1982 cuando Eastern Airlines adquiere las rutas hacia la región. En 1989 American Airlines adquiere las operaciones de Eastern en Centroamérica y Suramérica, incluyendo las tres bases y estableciendo luego la base de Santiago en 1992. Desde entonces las bases de auxiliares de vuelo han jugado un papel importante en las operaciones en América Latina.

American sirve al Perú desde 1990 y actualmente ofrece dos vuelos diarios a Miami y un vuelo diario a Dallas/Fort Worth.

Los interesados pueden aplicar vía internet a través de la página de American: www.jobs.aa.com