Si estas preparando con tiempo tu viaje para el fin de semana largo de Semana Santa, aquí te damos algunos destinos ideales para pasar esos días uniendote a las festividades de cada pueblo.

Festividades de Semana Santa en Cusco

La Semana Santa empieza el Domingo de Ramos con la tradicional bendición de Ramos, a diferencia de otras conmemoraciones la Semana Santa en Cusco tiene como día central el Lunes Santo debido a que en dicha fecha sale en procesión el Patrón Jurado del Cusco, el Señor de los Temblores. El Viernes Santo tiene como escenario principal la Plaza San Francisco donde se inicia el Via Crucis hasta la Cruz del Papa ubicado en Saqsaywaman. De manera paralela, en la plaza inicialmente mencionada se lleva a cabo el Hampi Rantikuy o feria de plantas medicinales que son vendidas por los campesinos provenientes de lugares lejanos, resalta la compra de cruces de espinos crecidas de manera natural, estas cruces son colocadas detrás de las puertas de los hogares cusqueños para protegerlos del mal.

Viaja en Semana Santa a Ayacucho

Con sus grandes contrastes geográficos es escenario de una celebración que impresiona por su belleza y misticismo, juntando las fiestas religiosas con las costumbres andinas. Mantienen una fe apasionante y un respeto único por el dolor de Cristo, junto con las tradicionales ferias comerciales y los festejos populares.
La importancia de la Semana Santa Ayacuchana ha traspasado las fronteras del país. Sólo se puede comparar con la de Sevilla por su colorido, así como su majestuosidad y capacidad de convocatoria.
Todos los Ayacuchanos salen a las calles a vivir el Calvario de Cristo, comparten la tristeza de la Virgen María, lloran con ella y entonan en quechua cantos conmovedores.
En la actualidad, existe una gran cantidad de gente del campo que se desplaza hacia la ciudad para estas fiestas desde las zonas rurales; incorporan también en el ritual a visitantes nacionales y extranjeros como espontáneos actores

Tradiciones religiosas en Moquegua

La Semana Santa de Omate, declarada como patrimonio cultural de la nación, por las particularidades y formas de celebración, donde destacan la confección de las denominadas posas, versión muy original, establecidas en la liturgia católica, otros aspectos particulares son las escenificaciones, concurridas procesiones, los arcos de flores, edificación de altares gigantescos, peregrinaciones, fiesta y el uso de imágenes que datan de más de 400 años, son parte de esta extraordinaria manifestación de amor a Dios, elementos que concitan el interés del creyente y visitante.

Puno celebra la Semana Santa con fe

La Semana Santa se inicia con el Domingo de Ramos, bendición de las palmas de olivo y la procesión del Señor de la Bala, que es la imagen de un Cristo Crucificado. El Jueves Santo se recuerda la última cena con una Misa Crismal; así como, la Adoración al Santísimo Sacramento, para luego ascender a los diferentes apus o cerros que son llamados en su gran mayoría calvarios para recoger espinas, prender velas y pedir salud y otras bendiciones. El Viernes Santo sale en procesión el Cristo crucificado, y el Domingo de Pascua-Resurrección, el Cristo Resucitado va al encuentro de su Madre María en la Plaza de Armas de Puno. Y en Chucuito, conocida como la ciudad de las Cajas Reales, toda la población se reúne para decorar con flores propias del lugar las andas de los santos que se encuentran en la Iglesia Santo Domingo y La Asunción.

Tacna, Semana Santa en la frontera

La Semana Santa en Tacna es una de las celebraciones religiosas más impresionantes de la región. Se festeja desde el Domingo de Ramos, cuando la imagen del Señor Jesús ingresa a la Catedral y es rodeado por miles de devotos que portan palmas y ramos de olivo, la procesión con enormes cirios, la peregrinación al Cerro Intiorko, donde se representa la pasión de Cristo. El domingo de resurrección, la imagen del Cristo resucitado recorre la plaza en su deslumbrante anda piramidal de plata pura y es celebrado con estallidos de cohetes y repique de campanas. Esta es una celebración con gran fervor por sus feligreses