Las intensas lluvias que se registran los últimos días están provocando constantes derrumbes de piedras y lodo a lo largo de la carretera Abancay – Andahuaylas, en Apurímac. Desde el puente Sahuinto hasta la localidad de Kishuará el tránsito de vehículos está interrumpido en varios tramos hasta el sector el Tambo.

En este lugar una gran masa de lodo ha cubierto cerca de 150 metros de la vía. A pesar de los equipos mecánicos, el restablecimiento del tránsito es bastante lento.

¿Quieres RESERVAR HOTEL en este destino? En esta web encontrarás una gran variedad y los mejores precios. Si necesitas RESERVAR EXCURSIONES, VISITAS GUIADAS y TRASLADOS AL AEROPUERTO en tu próximo viaje encuentra muy buenas opciones en la web de Civitatis.