El legislador Luis Wilson, de la filas del Apra, ratificó su oposición a la cuarta disposición final de la Ley General de Turismo que liberaliza la profesión de guías turísticos y advirtió que la aprobación de esa norma perjudicará a miles de personas que han realizado estudios para ejercer esa carrera.

Precisó que esa disposición ha generado rechazo debido a que afectaría a los profesionales que actualmente se desempeñan como guías de turismo, al punto que un numeroso grupo de éstos realiza una protesta en el Cusco contra dicha norma.

“Esta Ley General de turismo trae una cuarta disposición final que modifica a su vez la norma del guía de turismo. Esos cambios lo que van a provocar es una liberalización de la profesión de tal manera que cualquier persona pueda ejercer la actividad de guiar a los turistas”, explicó.

Adelantó que votará en contra de esa norma cuando sea sometida a segunda votación en el Pleno del Congreso.

“Perjudica a gente que ha invertido tiempo y dinero en su capacitación y formación. Nosotros tenemos dos universidades en el Cusco que otorgan el título de licenciado en turismo desde hace muchos años”, añadió.

El legislador oficialista explicó que en el país existen también muchos institutos que forman a profesionales en turismo con nivel técnico.

“En la actualidad son alrededor de 4,000 profesionales egresados de los centros de educación superior, que son guías de turismo: Y sólo en el Cusco tenemos 1,500 estudiantes de esta profesión”, dijo.

Consideró que de aprobarse la norma, la inversión realizada por estas personas en lograr su profesionalización en turismo sería en vano, porque cualquier otra persona podría realizar esa labor, previa capacitación.

“Creemos que realmente se atenta contra los intereses de los guías de turismo y sobre todo contra la calidad en este servicio”.

Adelantó que los miembros de la Célula Parlamentaria Aprista van a tener una actitud reflexiva sobre esta materia.