Ciutadella de Minorca, la antigua capital

Ciutadella de Minorca, la antigua capital
Síguenos en: | |

La isla de Menorca es un destino ideal para los más diversos tipos de viajeros. Y aunque el verano todavía está lejos, esta época del año (ojalá evitando la Semana Santa), puede ser el período perfecto para regalarse unas vacaciones tranquilas, disfrutando del clima de la isla, de sus paisajes, conociendo su patrimonio arqueológico y monumental, y también saboreando su gastronomía. Además, para los amantes de la naturaleza, quienes quieran dedicarse a recorridos a pie o en bicicleta, esta época del año es perfecta.

Vamos a ver los atractivos del municipio de Ciutadella, que fue la antigua capital de la isla y cuenta con varios lugares de interés, playas espectaculares, monumentos, y más.

Las playas del municipio. Obviamente, las playas espectaculares son el mayor atractivo para los turistas que eligen Menorca. Y en el municipio de Ciutadella hay muchas, tanto urbanas, como más retiradas. Por ejemplo, cerca de Ciutadella, a tan solo 2 kilómetros del centro, se encuentra Santandria, una playa galardonada con Bandera Azul y que cuenta con todo tipo de servicio. La playa urbana más extensa del municipio es Cala en Bosch , ubicada en la urbanización que lleva el mismo nombre, al lado de un puerto deportivo. Quienes amen las playas más vírgenes pueden alojarse en la costa sur del municipio, por ejemplo buscando un alojamiento en Menorca ubicado fuera de las principales urbanizaciones, en una casa rural o en una villa más aislada, como las que se encuentran en páginas de alquileres de particulares (ver Housetrip España, por ejemplo). Aunque el hecho de que sean más aisladas no supone que no sean concurridas, estas playas en la costa sur del municipio son impresionantes. Algunas de las más famosas son Cala en Turqueta, una playa de arena blanca que se encuentra a unos 10 kilómetros de Ciutadella, y Platja de Macarella, a 14 kilómetros de Ciutadella.

El patrimonio arqueológico.
La isla cuenta con una impresionante concentración de yacimientos arqueológicos. Visitándolos, los viajeros pueden acercarse a la cultura talayótica, que se desarrolló en las islas de Mayorca y Menorca durante la edad del bronce y del hierro. El monumento funerario más conocido de la isla es la Naveta des Tudons , ejemplo de una tipología de tumbas que se encuentra solamente en Menorca, y que fue llamada “naveta” por la forma, que recuerda una nave invertida. La Naveta de Tudons está ubicada a solo 4 kilómetros de Ciutadella, en la carretera Maó-Ciutadella.

La ciudad antigua y los monumentos. Corazón del centro histórico de Ciutadella es la antigua plaza de armas de la ciudad medieval, Es Born, donde se encuentran el Ayuntamiento y varios palacios señoriales. Uno de los monumentos más importantes de la ciudad es la Catedral de Ciutadella; el templo, de estilo gótico, fue construido en el siglo XIV, después de la conquista de Menorca, en el mismo lugar donde anteriormente surgía una mezquita. Del antiguo templo musulmán quedó el minarete, convertido en campanario. Paseando por avenida Contramurada se recorre el trazado de la antigua muralla que defendía la ciudad, de la que solo quedan dos bastiones, los del Governador y de Sa Font. Entre palacios y casas señoriales de la ciudad vieja, destacan el Palacio Salort y el Palacio del Conde de Torre-Saura, que
conforman el conjunto monumental más emblemático ce la ciudad. En cuanto a los edificios de carácter religioso, hay que mencionar también la antigua ermita de Sant Joan de Missa, ubicada en el camino rural que lleva a la Cala Turqueta, y el antiguo convento que hoy alberga el Museo Diocesano. Este último cuenta con un sugestivo claustro y una iglesia convertida en sala de conciertos.

Share this post

Déjanos un Comentario