Descubriendo el lado escondido del valle Santa Eulalia, más allá de los restaurantes campestres

Descubriendo el lado escondido del valle Santa Eulalia, más allá de los restaurantes campestres

Creo que para la mayoría de los limeños, ir a Santa Eulalia es sinónimo de comer una deliciosa pachamanca y disfrutar de un día campestre con mucho sol. Definitivamente una buena opción, a la que se puede agregar un circuito de aventura para quienes les gusta un poco más de adrenalina.

Subiendo por el valle de Santa Eulalia, aproximadamente a 1 hora de la zona de restaurantes campestres, se encuentra el Cañón de Autisha por donde es la subida al famoso Marcahuasi. Para la mayoría, el puente y paisaje pasa desapercibido. Sin embargo Freddy Zea de Puenting Peru, como buen emprendedor, visualizó todo un parque de aventura hace más de 5 años. Decidido a cumplir su sueño, ha venido trabajando en conjunto con la Comunidad de Chaclla (dueña de parte de los terrenos de la zona), y ha implementado los circuitos de puenting, rapel y caminata hacia lo más profundo del Cañón. Ha sido un trabajo arduo de negociaciones con los comuneros, capacitación de orientadores locales, acondicionamiento del puente y todas las medidas de seguridad, entre otros. Todavía el parque de aventura no está terminado pues se viene trabajando para acondicionar un mirador de cóndores así como zipline. ¡Espero que sea pronto!

Puenting: Caída al vacío de aprox. 12 metros.
Para los que buscan adrenalina y seguridad al máximo, pueden lanzarse del Puente Autisha de frente, de espaladas, tipo avión, etc. En fin, hay varias formas para sentir unos segundos de caída libre y después balancearse arriba del cañón. Una vista espectacular.

Rapel: Descender 170 metros a la profundidad del cañón
Para quienes les gusta la aventura y sentirse exploradores. Se desciende despacio y con cuerda 170 metros hasta el fondo del cañón. Algunas partes se realiza pegado a la pared y otras es rapel aéreo, mientras vemos como nos internamos en una gran cueva. Veremos la catarata escondida y subiremos por túneles y escaleras para salir del cañón.

Caminata extrema
Se baja por las laderas de los cerros hasta el río Santa Eulalia, de allí hay un tramo en bote para cruzar la catarata y se llega al fondo del Cañón. Para subir, se pasa por escaleras y túneles de una antigua hidroeléctrica hasta que se ve literalmente la luz. Para quienes les gusta la aventura pero no quieren estar suspendidos con la cuerda.

Para realizarlas deben contactar al equipo de Puenting Perú, expertos en deportes de aventura así como en la seguridad para todas sus actividades.

Huanza - Valle de Santa Eulalia

Por: Indira Palomino

Share this post

Déjanos un Comentario