Villa Rica, ruta con aroma a café

La selva de Oxapampa nos muestra en esas fechas su tesoro en su mejor punto: el café de Villa Rica. Conozca las razones para realizar este delicioso y aromático viaje.

La ruta del café de Villa Rica es la suma de razones por las que los 18 mil habitantes de este distrito se sienten orgullosos de poblar este valle cafetalero. Conozca los motivos para conocer estas ricas tierras y sus paisajes.

PRIMERA (Y LA MÁS IMPORTANTE) RAZÓN: EL CAFÉ
El 20 de agosto del año pasado, el café en grano verde de la especie ‘Coffea arábica’ de Villa Rica obtuvo la denominación de origen del Indecopi. Lo que significa que las condiciones climáticas de esta zona, la calidad de su tierra y las técnicas de producción de sus caficultores permiten obtener un grano que no podría conseguirse en otra parte del mundo. Estas particularidades han llevado a que este café haya sido reconocido como el más fino en concursos internacionales.

SEGUNDA RAZÓN: LAS FINCAS CAFETALERAS
La época de la cosecha del grano se inicia en junio y se prolonga a lo largo de este mes. Ello es propicio para que el viajero amante de esta bebida aprecie la labor del hombre de campo. Existen diversas fincas, la mayoría de ellas de inspiración austro-alemana, que ofrecen al turista la posibilidad de conocer a fondo la cultura cafetera en este distrito de la provincia de Oxapampa, en Pasco. Entre ellas destacan las fincas Santa Teresa, Santa María, Anja, Schuler, San Jerónimo, Aroma de Montaña, Hausmann, Marín, Ave Fénix y Santa Rosa. Esta última, ubicada a dos kilómetros de la ciudad de Villa Rica, organiza desde hace tres años un tour guiado por sus cafetales, en los que el viajero incluso podrá recoger granos de café, y ofrece el servicio de hospedaje en su casa hacienda. Allí, sentados en una terraza acondicionada en el segundo piso de la casona, que data de 1926, es recomendable degustar por las mañanas una taza del café que producen los cafetales de Selena Contreras, propietaria del hospedaje.

TERCERA RAZÓN: LA PRODUCCIÓN
Tras la cosecha, los granos son llevados a la planta donde se realiza el despulpado (un proceso mediante el cual se retira la cáscara del café), la fermentación de los granos, así como el lavado, clasificación y secado de los mismos.

Este proceso se explica en forma resumida al viajero, pues cada una de las etapas toma varios días y es necesario respetarlas religiosamente para que el café no se malogre.

Le recomendamos visitar la finca San Crispín, de Ingobert Noche Mick, pues cuenta con la certificación Rainforest Alliance, que acredita que su proceso de producción es ambientalmente sostenible. Además, el agua que se usa para lavar los granos es tratada para regar los cafetales, mientras que con los desechos se produce abono.

CUARTA RAZÓN: LA SELECCIÓN
Si lo que quiere es conocer cómo se pone a prueba el sabor, aroma y rendimiento del café de esta localidad, debe visitar las instalaciones de Villa Rica High Land. Esta empresa, además de producir su propio café, realiza sesiones de cata en las que se juzga la calidad de este producto.

El visitante debe gestionar su viaje con antelación, pues se requieren dos catadores como mínimo. Ana Salazar, una catadora Q-Grader reconocida por la Asociación de Cafés Especiales de América (SCAA), explica que la cata consiste en probar la fragancia en seco, el aroma en agua y la costra del café (o lo que comúnmente llamamos espuma). Este ritual se inicia con el cuidadoso tostado de una muestra. El café tostado debe reposar por ocho horas. Luego se muele para evaluar su fragancia. Para probar el aroma en agua y la costra de café se requiere de agua hervida a 100 °C. Luego se espera que esta temperatura descienda a 94 °C para mezclar el agua con el café e iniciar la cata.

QUINTA RAZÓN: EL PAISAJE
Además de recorrer fincas y degustar café, usted también puede dar un paseo en bote por la laguna El Oconal, a 1,5 km del centro de la ciudad, conocer la cascada El León, apreciar la colección de orquídeas y plantas ornamentales del jardín botánico Los Ositos y visitar la comunidad nativa yanesha de Ñagazú, que también produce su propio café. Este mes es el momento perfecto para visitar Villa Rica, solo tenga en cuenta que es temporada alta para el turismo en la zona, por lo que deberá gestionar su hospedaje y visita a las fincas con anticipación.

Por: Norka Peralta Liñán – Vamos!


Share this post

One thought on “Villa Rica, ruta con aroma a café

  1. como es cuanto es y cuando es est viaje -….n q agencia lo compro kisiera toda la informacion posible gracias

Déjanos un Comentario