Paseos por la sierra limeña

Síguenos en: | |

Le ofrecemos cuatro alternativas para empezar a explorar ese lado de nuestra región aún poco conocida. La naturaleza está muy cerca.

Todos los fines de semana, a las 7 a.m., decenas de personas se reúnen en las inmediaciones del otrora cine Orrantia (en el cruce de las avenidas Arequipa y Javier Prado), en San Isidro, para emprender desde este punto una excursión por algún destino de la sierra de Lima.

La gran mayoría contrata una agencia de viajes y otros optan por viajar con grupos de trekking. En ambos casos, el servicio es el mismo: información sobre la ruta antes del viaje (por lo general, esta información llega por correo electrónico), transporte (de ida y retorno) y guía.

La diferencia es que los grupos de trekking no solo viajan con el guía sino que, por lo general, llevan a otros miembros que se encargan de motivar a los caminantes principiantes a no quedarse atrás. Además de mucha voluntad para levantarse temprano un fin de semana, debe llevar una mochila pequeña con alimentos y agua, una gorra, abrigo para la lluvia (aunque no lo crea, en la sierra de Lima sí llueve) y zapatillas con cocada para no resbalarse.

CON LA FAMILIA
Si quiere empezar a caminar en familia, le recomendamos visitar primero el distrito de Antioquía, en el valle de Lurín. Este pintoresco pueblo, cuyas fachadas han sido pintadas con motivos similares a los retablos ayacuchanos, es propicio para tomarse muchas fotos y caminar a paso lento. En sus alrededores puede recorrer un tramo del Camino Inca que conecta Pachacámac con Junín.

La catarata de Antacallo, en el distrito de Matucana y ubicada a 2.700 m.s.n.m., es otra buena opción para hacer trekking con niños y adultos mayores. A un ritmo lento, partiendo desde la plaza de Matucana, se puede arribar a la caída de agua de 20 metros en una hora y media aproximadamente. En el camino se aprecia el mirador de Antahuaca, un bosque de piedras y el puente colgante sobre el río Chucumayo, según la guía “Rutas cortas desde Lima de Prom-Perú”. De retorno, puede comprar miel de abeja y queso fresco.

ALGO MÁS DE ESFUERZO
Si prefiere una ruta más larga e intensa, opte por la caminata desde Huaros a Obrajillo, ambos son distritos de la provincia de Canta, en el valle del río Chillón. Este camino es de bajada, se hace en cuatro horas y exige mayor atención debido a tramos con terreno inestable por lloviznas. Tenga en cuenta que Huaros se ubica a 3.500 m.s.n.m.

La catarata Mortero, en San Jerónimo de Surco, a la altura del km 69 de la Carretera Central, es otra alternativa para una caminata moderada. Es de subida, por lo que aconsejamos un bastón de trekking. De lo contrario, esté atento y agárrese de donde pueda para el ascenso. El trekking se inicia en el anexo de Ayas, con gente amable y una vista espectacular del valle.

Allá vamos
Asociación de Montañismo Club de Mochileros: Búsquelos en Facebook. 99164-8950. E-mail: informes@clubdemochilerosperu.com.
Hikking trekking: Reciba información de rutas escribiendo a infohtperu@yahoo.com. 9789-6661.
Mystical trekking: Más rutas al e-mail: info@mysticaltrekking.com. 99625-3851.
Asociación de Deportes de Montaña Aire Puro: Búsquelos en Facebook o escriba al e-mail: airepuro@airepuro.org.
Asociación de Clubes de Montañismo del Perú: Están en Facebook.

Por: Norka Peralta- Vamos!

Share this post

Déjanos un Comentario