Máncora marina hotel, premiado paraíso norteño

En el km 1.250 de la carretera Panamericana Norte antigua y a pocos metros del ingreso a la playa Las Pocitas, se alza la imponente estructura del Máncora Marina Hotel (MMH) en colores blanco y caqui. La ubicación es privilegiada, ya que desde allí se puede observar el paisaje que dibujan los barcos pesqueros del muelle mancoreño, espectáculo más apreciado en los atardeceres.

UN ARDUO TRABAJO
“No hemos seguido la estética de la zona en cuanto a edificación, sino por una apuesta más moderna, algo como lo que se hizo en Paracas, que volvió a cobrar vida. Por ello, se buscó a algunos de los mejores arquitectos de Lima, como son Jordi Puig y Claudia Uccelli, quienes nos ofrecieron esta propuesta de diseño maravillosa y afortunadamente tuvimos buena respuesta por parte del público”, afirma Daniel Goryn, gerente general del hotel que abrió sus puertas en enero del año pasado.

La reconocida revista “Condé Nast Traveler” visitó este y otros hoteles de la zona a inicios de este año para evaluarlos y ver la posibilidad de incluir alguno en su tan ansiado ‘hot list’ de los mejores nuevos hoteles alrededor del mundo. Para agrado de sus trabajadores, Máncora Marina Hotel (MMH) cumplió con las expectativas de esa conocida publicación, que califica el estilo, carácter y los altos estándares de servicio. Es más, “Condé Nast Traveller” prevé publicar una nota especial solo del hotel para julio. Entre los hoteles peruanos seleccionados solamente aparecen, además del MMH, el Tambo del Inka. Luxury Collection Resort & Spa, ubicado en el Valle Sagrado.

RECORRIENDO EL HOTEL
“Nunca decir que no” es el lema de Goryn, al momento de tratar al cliente, y del que son conscientes todos los empleados del hotel. “La experiencia que se lleva el turista-cliente es lo más importante. Solo de aquello va a depender el éxito en el futuro. Podemos tener todo lindo, pero sin eso, nada sirve”, señala el gerente.

El MMH posee solo 12 habitaciones de cara al mar, por lo que podría considerarse un hotel boutique. Sin embargo, Goryn explica que a este modelo le han dado un giro y no reciben solo a parejas en habitaciones limitadas, sino a familias enteras que buscan relax solo con el rumor de las olas como arrullo.

Pensando precisamente en ese público es que el hotel ha considerado algunos detalles específicos, tales como contar con juegos recreativos para los más chicos o una piscina, que ha sido diseñada para que pueda ser usada por pequeños y grandes. Asimismo, MMH ofrece diversas actividades para realizar en familia: paseo en cuatrimotos, motos acuáticas, entre otras diversiones.

Definitivamente, el confort se contempla desde un inicio. “En la cotización al cliente, le ofrecemos traslados de Tumbes, Piura o Talara, como prefieran. Se les incluye sillas para el auto, en caso de que la pareja venga con bebe. La misma comodidad se ofrece en la habitación con una cuna de cortesía”, refiere el representante.

En cuanto a las proyecciones del hotel, están contemplando comprar lanchas especiales para pesca de altura y, por supuesto, mejorar el servicio aun más.

Goryn tiene confianza en que el negocio se fortalecerá y llegarán clientes de otras partes del mundo. Por ahora, predominan mucho familias chilenas y argentinas que gustan de pasar una semana en este paradisíaco lugar.

MÁS INFORMACIÓN
MMH. (073) 258-119 / 99832-4072.
web: www.mancoramarina.com

Por: Fiorella Carrera – Vamos!

Share this post

Déjanos un Comentario