Crece visitas de turistas a las áreas naturales

Notiviajeros.com
Un total de 748,945 de visitantes, entre nacionales y extranjeros, visitaron las Áreas Naturales Protegidas (ANP) durante el 2010; lo que significó 119,137 más que el 2009, informó el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

La entidad, informó mediante una nota de prensa, que el 2009 hicieron lo propio un total de 629,808 visitantes.

“Dichas personas recorrieron el Perú en búsqueda de las riquezas naturales, científicas y culturales existentes en las Áreas Naturales Protegidas ubicadas a lo largo de todo el país”, precisa.

Señala que en el departamento de Madre de Dios, el turismo en la zona moviliza aproximadamente 50 millones de dólares anuales entre viajes aéreos, paquetes turísticos, alimentación, personal y materiales de construcción obtenidos de las comunidades locales para el mantenimiento de los albergues.

Posee cuatro ANP de administración nacional y similar número bajo una dirección privada. Así, encontramos los parques nacionales del Manú y Bahuaja Sonene, la Reserva Nacional de Tambopata y la Reserva Comunal Amarakaeri.

En estas zonas el turismo se basa principalmente en la observación de flora y fauna, caminatas, paisajismo y recreación.

Señala que de acuerdo al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), durante 2010 arribaron a los albergues de Madre de Dios más de 74,000 visitantes.

En tanto, a la Reserva Nacional de Tambopata llegaron unos 23,000 turistas lo que significa que el ecoturismo ha crecido en un 25% en promedio anual. “En el año 2000 la reserva recibía 3,000 visitantes mientras que en 2010 la cifra se incrementó a 23,000”, refiere.

En estas zonas se encuentran importantes poblaciones de flora y fauna endémicas; es decir, únicas en el mundo que son hogares de muchas comunidades nativas y campesinas que contribuyen al desarrollo sostenible de las áreas protegidas a través de sus prácticas ancestrales.

Los turistas suelen recorrer trochas que les permite apreciar directamente la flora y fauna de lugar. También se pueden ver las collpas de aves que son paredes de arcilla, en donde los guacamayos consumen la arcilla para contrarrestar toxinas que su dieta habitual genera en sus organismos.

Además, se encuentra el río que le da nombre a la Reserva Nacional de Tambopata, especialmente el sector de Alto Tambopata, una de las pocas zonas vírgenes que aún existen en el mundo.

Finalmente, se ubican las cochas, lagos formados por el cambio de rumbo de los ríos amazónicos altamente dinámicos dejando cientos de hectáreas de agua que se convierten en el hábitat perfecto para el anidamiento, reproducción y alimentación de especies en peligro de extinción.

Share this post

Déjanos un Comentario