Lunahuaná, Valle para aventureros

Desde hace varios años Lunahuaná es sinónimo de canotaje. La razón: el río Cañete y sus turbulentas aguas que se presentan idóneas para este deporte. El río se divide en tres circuitos, con tramos para principiantes, intermedios y avanzados. Otra alternativa son los paseos en cuatrimotos.

Los más aventureros pueden optar por la bicicleta de montaña o la escalada en roca, mientras que los que acuden con la familia tienen la alternativa de montar a caballo por paisajes que parecen haberse detenido en el tiempo.

También puede aprovechar para visitar el complejo arqueológico Incahuasi, lugar de descanso del inca Pachacútec durante sus visitas a la costa peruana.

GASTRONOMÍA Y MÁS
Lunahuaná es reconocida por sus exquisitos platos preparados con camarón, los cuales podrá disfrutar en restaurantes como el Miski Tanta y el del hotel Del Valle. En el primero encontrará un exquisito chupe y chicharrón de camarón, mientras que el segundo se distingue por delicias como la sopa seca, la trucha frita, el adobo de cerdo y el cuy.

El valle de Lunahuaná es una zona privilegiada para diversas cepas, motivo por el cual encontrará en el camino bodegas de más de un siglo. Entre estas destacan Rivadeneyra, Del Valle, Los Reyes, Viña de Dios y otros viñedos. Aproveche para hacer una parada para adquirir un buen pisco y apreciar la manera artesanal en que se preparan los mismos.

Allá vamos
Cómo llegar: En auto llegue al km 143 de la Panamericana Sur, entre a Cañete y tome el desvío a Lunahuaná. La empresa Soyuz lo lleva allí por S/.17. De ahí el colectivo a Lunahuaná cuesta S/.5 205-2370

Restaurantes: Miski Tanta 284-1290. Restaurante Hotel del Valle 304-5932

Hospedaje: Hotel El Refugio de Santiago 4362717. Hotel Villa Sol 344-4611.

Por: Raúl Alarcón S – Vamos!.

Share this post

Déjanos un Comentario