Callao, la ruta chalaca

Resultaría imposible recorrer los innumerables atractivos que posee la zona chalaca en un solo día, por ello en esta edición le presentamos dos opciones distintas para que se organice y planifique su incursión.

LA PUNTA: REFUGIO NATURAL
Si llega al Callao desde la Av. La Marina le recomendamos iniciar su periplo por los malecones de La Punta, específicamente en el humedal costero La Arenilla, zona que se encuentra rodeada de pintorescos parques y miradores, desde los cuales podrá apreciar la gran variedad de aves migratorias (más de 15.000) que llegan hasta nuestra costa procedentes de zonas tan lejanas como el Polo Norte o Alaska.

Si desea apreciarlas de cerca y en su propio hábitat, en el Parque del Delfín podrá abordar un bote que lo paseará durante media hora por todo el humedal, en donde encontrará especies como la gaviota gris, el ostrero americano, la garcita azul y otras especies.

Tras conocer este punto, puede seguir hacia Chucuito, colorido barrio de aguas mansas en el que se puede dar un chapuzón en la playa o disfrutar de la vista desde el segundo piso de El Colorao, pequeño restaurante que ofrece las mejores cremoladas del Callao, y en donde podrá degustar exquisitos platos como los medallones de merlín en salsa de caracoles.

Tras el almuerzo, vaya por la Av. Jorge Chávez hasta el Museo Naval, lugar que cuenta con ocho salas de objetos relacionados con nuestra historia naval, en el que se aprecian espectaculares mascarones de proa, artículos personales usados por Miguel Grau, así como maquetas del continente Antártico y de la estación científica Machu Picchu.

NAVEGANDO POR EL LITORAL
Si ingresa al primer puerto por la Av. Sáenz Peña (continuación de la Av. Colonial) llegará hasta la plaza Grau. Aquí las opciones para pasear en embarcaciones por el litoral chalaco van a partir de los S/.5. Le recomendamos coger el tour Lobos del Callao, el cual ofrece un tour de tres horas a bordo de un catamarán que lo trasladará por las islas Palomino y Cavinzas, en las que se aprecian colonias de lobos marinos, así como de los pingüinos de Humboldt.

El paseo dura unas tres horas y es el más completo de los que se ofrecen (le recomendamos llevar bloqueador). Al regresar a tierra firme puede aprovechar para cruzar la plaza e internarse en el Rovira, célebre bar que ofrece los panes con pejerrey más buscados del puerto, los mismos que podrá acompañar de un refrescante chilcano antes de seguir su paseo hacia el submarino Abtao.

Abordará la embarcación por una de las escotillas de la proa para descender al compartimento de torpedos, tras lo cual se continúa por el cuarto de máquinas, la cabina de mando y el periscopio, entre otros lugares. El recorrido resulta muy didáctico, ya que nos familiariza con una realidad muchas veces desconocida para el ciudadano común. Antes de finalizar la visita será testigo de un ataque recreado (con simulación de alarma y fuego incluidos) y conocerá el protocolo que se seguía en estos casos.

Otro punto emblemático del distrito es la fortaleza Real Felipe, construida en el siglo XVII, que sirvió para proteger al Callao del ataque de piratas y corsarios. Entre los atractivos de la fortaleza figuran el parque de artillería, la oploteca (con armas de todos los tiempos), una réplica de la casa de la respuesta (que se ubica en Arica), así como los torreones del Rey y la Reina.

Allá vamos
Restaurante El Colorao. Malecón Figueredo 671-A, Chucuito, Callao. 453-6325

Museo Naval del Perú. Av. Jorge Chávez 123, Plaza Grau. 613-6868, anexo 6794. Precio: S/.3

Tour Lobos del Callao. Plaza Grau. 628-1469. Precio: S/.70 y S/.40 (niños).

Submarino Abtao. Av. Jorge Chávez 120-A. 795-6900. Precio: S/.10.

Raúl Alarcón – Vamos!

Share this post

Déjanos un Comentario