El impulso a la Ruta Moche

Este es el mes propicio para conocer el norte peruano. Además de playas, las regiones norteñas ofrecen al turista una diversidad de atractivos turísticos: restos arqueológicos, museos, paisajes naturales y fiestas costumbristas. Además, en la ciudad de Trujillo, en La Libertad, se inicia en estos días el festival de la marinera, que congrega a miles de visitantes nacionales.

Todas estas razones han llevado al Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) a decidir que en el 2011 debe constituirse la denominada Ruta Moche entre Lambayeque y La Libertad. Así lo recordó ayer nuevamente la viceministra de Turismo, Mara Seminario, quien aseguró que se trata del gran reto que este año asume su sector.

Si bien el objetivo central de la implementación de esta ruta será mostrar al viajero lo mejor de la arqueología de la costa norte del Perú, plasmada en diversos parajes de La Libertad y Lambayeque, también se promocionarán sus afamados museos, playas y puertos, así como sitios naturales.

La idea es que el circuito norteño se convierta en el segundo más importante del país, luego del circuito del sur, con su eje en la ciudadela de Machu Picchu, que este año celebra cien años de su descubrimiento y la devolución de las piezas en poder de la Universidad de Yale.

La implementación de la Ruta Moche implica articular las acciones del sector público y privado para la promoción de los principales circuitos turísticos que forman la denominada ruta.

Por ejemplo, en este trabajo compartido, el Mincetur se está encargando de la identificación de proyectos de inversión, de la capacitación para la mejora del trabajo de los prestadores de los servicios turísticos y de la articulación con los operadores de Lima. En este proceso, asegura el Mincetur, se viene involucrando a los gobiernos regionales, a las municipalidades y al sector privado.

MUCHO POR HACER
Entre las acciones que se desarrollarán para consolidar la Ruta Moche se han anunciado la inversión en la infraestructura turística, el impulso al desarrollo de los museos de sitio de cada zona arqueológica, el fortalecimiento del sistema de seguridad ciudadana y la promoción del norte peruano en ferias internacionales de gran envergadura.

Obviamente, la gran meta es aumentar el número de visitas a esta ruta y desconcentrar la demanda hacia Machu Picchu.

Actualmente, Lambayeque y La Libertad reciben 65 mil turistas extranjeros. Con el establecimiento de la Ruta Moche, el sector privado prevé que a partir del 2016 este destino llegue a recibir 150 mil visitantes extranjeros.

Muchos atractivos
Los sitios arqueológicos que forman la Ruta Moche son Huaca Rajada, Túcume, Chan Chan, El Brujo, Huacas del Sol y La Luna y los museos Tumbas Reales de Sipán, Bruning y Sicán.

Las playas y puertos que son parte de esta novedosa ruta son: Pimentel, Eten, Huanchaco, Malabrigo y Pacasmayo.

La Ruta Moche también tiene sitios naturales, como el Santuario Histórico Bosque de Pomac y Chaparrí

La Ruta Moche recibe anualmente 1’ 600.000 turistas nacionales.

Share this post

Déjanos un Comentario