Mollendo, Arequipa

Cuando se pasea por las calles de este puerto –otrora el más importante del litoral arequipeño– se tiene la impresión de estar en un pueblo fantasma. Sin embargo, conforme se baja por sus calles de estructura pendiente, Mollendo empieza a cobrar vida: se escucha el rumor de las olas y la gente conversa mientras baja a la playa con sombrillas y muchas ganas.

El punto de encuentro en un día de sol es el malecón Ratti, una inmensa terraza construida en lo alto del acantilado que divide la ciudad y el circuito de playas. Desde allí, podrá apreciar la inmensidad del mar y también el muelle turístico; el castillo de Forga, símbolo indiscutible de Mollendo, y la antigua estación del ferrocarril, donde hoy se realizan exposiciones artísticas y se asienta un museo de sitio.
Precisamente, gracias a la construcción del ferrocarril a finales del siglo XIX por Enrique Meiggs, Mollendo se convirtió en un lugar de lujos y pompas. De pronto, el puerto se vio poblado por familias estadounidenses, alemanas e inglesas, las que importaron pino de Oregón para construir elegantes viviendas de hasta tres pisos, que hasta ahora pueden observarse en las calles Mariscal Castilla, Mayor Blondell, Arequipa, entre otras.

En una de esas casas de veraneo, la familia Velásquez decidió abrir un hospedaje hace 16 años. Luis Ángel Velásquez, administrador y heredero del hostal La Villa, sostiene que el terreno cuenta con 2.100 m2 y comprende jardín, cochera, piscina y restaurante.

En cuanto a las habitaciones, puede encontrar desde simples, matrimoniales, dobles, triples y suites en sus versiones ejecutivas y estándar. Estas cuentan con servicio de cable, agua caliente y Wi Fi. Los precios van desde S/.69 hasta los S/.149 e incluyen desayuno continental.

¡VAMOS A LA PLAYA!
Mollendo es privilegiado, cuenta con 45 kilómetros de playas. Las principales son la Primera, Segunda y Tercera, las que les siguen reciben el nombre de Albatros y Las Rocas, que se ubican más cerca de Mejía, localidad a 10 minutos de distancia en auto.

Si va con niños, como de seguro lo hará, una buena idea resulta quedarse en la primera playa, puesto que allí se ubica el Parque Acuático,moderno complejo de piscinas que posee 15 diferentes toboganes para deslizarse, así como un restaurante al interior del local. El lugar abre a las 9 a.m. y la entrada para adultos cuesta S/.4 y la de los niños S/.2.

Si se anima a comer fuera del parque, debe saber que no hay pierde con los restaurantes que se ubican frente a la playa. Y si decide merodear por la Plaza de Armas, una buena opción es el restaurante Marco Antonio (calle Comercio 258) que ofrece un generoso desayuno, almuerzo y cena. Despreocúpese, pues con la gastronomía mollendina (pescados, mariscos y las famosas lapas) no hay pierde, recuerde que está en Arequipa. Finalmente, para observar el ‘sunset’ debe ir hasta el remozado Muelle Turístico, donde encontrará banquitas con vista al mar y a pescadores aficionados. Solo un consejo, es mejor ir en grupo porque la zona es solitaria en varios momentos del día.

MÁS INFORMACIÓN
Hostal La Villa
Avenida Mariscal Castilla 366, Mollendo.
(054)53-5051 / (054)53-2700 / 959-360-357

Por: Fiorella Carrera – Vamos!

Share this post

Déjanos un Comentario