Evalúan formato adecuado para abrir hoteles en Trujillo, Arequipa y la selva

Inversiones La Rioja informó que evalúa con la cadena de hoteles estadounidense Marriott, con la que está asociada en varios proyectos hoteleros en Perú, un formato adecuado para abrir hoteles en Trujillo (La Libertad), Arequipa y en el oriente peruano, es decir, en la selva.

El presidente de Inversiones La Rioja, Alfonso Brazzini, explicó que ello tiene como finalidad atender la demanda que está surgiendo en algunas provincias debido al auge económico que vive el país.

Manifestó que todos estos proyectos servirán para atender tanto al mercado del hombre de negocios como para el turismo.

Inversiones La Rioja es propietaria del JW Marriott Hotel Lima e invierte 45 millones de dólares en el JW Marriott que se construye en el Cusco, los cuales son administrados por Marriott International a través de un contrato de gerencia.

Asimismo, indicó que la empresa prevé invertir unos 60 millones de dólares en tres hoteles que, también en asociación con Marriott, llevarán la marca Courtyard de esta cadena.

Señaló que apenas cuenten con todos los permisos requeridos empezarán con la construcción del Hotel Courtyard by Marriott en San Isidro, el cual estará ubicado en un lugar estratégico de ese distrito limeño.

También planea construir otros dos hoteles de la misma marca, uno en la creciente zona este de Lima, y otro en las afueras del centro de la ciudad del Cusco.

Courtyard es la marca más grande de Marriott con más de 700 propiedades y una de las más galardonadas, habiendo recibido reconocimientos en los 20 países en los que tiene presencia.

Brazzini explicó que la construcción de estos hoteles Courtyard by Marriott son la respuesta a la creciente demanda de sus huéspedes de contar con un hotel de altos estándares de calidad y comodidad a precios asequibles.

Precisó que los dos primeros estarán orientados principalmente al mercado corporativo y el último, el que se construirá en las afueras del Cusco, al turismo.

Finalmente, Brazzini afirmó que se requieren políticas de Estado que les aseguren estabilidad económica y política, seguridad para sus visitantes y la infraestructura necesaria para que puedan desarrollar hotelería en las nuevas atracciones turísticas tales como Kuélap en Amazonas y Choquequirao en el Cusco.

Share this post

Déjanos un Comentario