Caral en Lima Norte

El Director de Investigación y conservación del proyecto arqueológico Caral-Supe, Marco Machacuay, nos invita a visitar una exposición que busca acercar la mítica cultura a la población.

¿Qué es lo que el público puede encontrar en la exhibición?
Pueden darse una idea de todo lo que implica la ciudad sagrada de Caral para el Perú y el mundo. La muestra presenta los alcances y conocimientos de esta población. No es una simple muestra de materiales arqueológicos.

¿De qué manera se da cuenta de la historia de esta civilización?
Exhibimos parte de los materiales arqueológicos encontrados, además de mapas, maquetas, esculturas y otras informaciones. Un guía preside el recorrido. Buscamos dar a conocer esta cultura de una manera entretenida para el visitante.

¿Cuál es el objetivo de esta muestra?
Lo que buscamos es acercar Caral a la población y a la vez romper ese límite que podría tener una investigación dedicada a intelectuales, dándola a conocer de una manera didáctica. Queremos incentivar para que quienes no la conocen, la visiten. Además, es un llamado de atención para demostrarle a la gente cómo en una época tan remota el pueblo indígena ha sido exitoso.

¿Cuál cree que es la relevancia de esta acción?
Estamos hablando de la civilización más antigua de toda América y la segunda del mundo. Estimamos que esta data del 3000 a.C. Caral es la representación del esfuerzo de la cultura andina, la cual muestra desarrollo en una época tan remota y que logró dominar un territorio adverso. Ahora, que todo es individualismo, esta cultura nos habla de la integración nacional. En nuestro país, las culturas más importantes dan cuenta de la importancia del trabajo comunal.

Van 16 años de investigación en la zona. ¿En líneas generales, qué se sabe de esta civilización?
Creemos que este asentamiento humano pudo haber existido por 900 años. Lo que vemos es su última etapa constructiva, pero debajo hay más. Cazaban, pescaban y estaban organizados en ayllus. Presentan una arquitectura funcional de acuerdo con la organización de su sociedad. Hay muchas otras cosas más que se saben. Caral es todo un mundo por descubrir, pero para eso tienen que visitar la muestra (risas).

Pero aún hay varios aspectos que quedan por descubrir…
Es verdad. Sabemos muy poco sobre su religión, sus rituales y su organización social, pero cada vez estamos avanzando más. Existe otro problema: no encontramos a sus muertos y estos dan siempre mucha información sobre las culturas por investigar. Hemos hallado algunos, pero se trata de entierros aislados. En la ciudad no están. No sabemos si tal vez quemaban los cadáveres o los echaban al río.

Tienen mucho trabajo por hacer.
Definitivamente. Este es un trabajo de años en el que tendrán que intervenir varias generaciones.

¿Considera que la opinión pública y la población han reconocido la relevancia de Caral?
Yo soy optimista. Sí hemos tenido reconocimiento, pe- ro no tanto como quisiéramos. La gente se preocupa más por asuntos faranduleros, pero este es un tema mucho más profundo, porque habla de los pilares de nuestra cultura.

¿Reciben apoyo económico del Estado para continuar la investigación?
Sí, pero nos han recortado el presupuesto. En años anteriores recibíamos 5 millones de soles. Ahora nos dan un millón y medio. Además recibíamos algunas donaciones y el dinero de las entradas (de Caral) iban al proyecto, ahora van al Gobierno. Todo lo que hemos producido no lo podemos usar.

Van 11 años trabajando en este proyecto. ¿Qué se siente ser parte de una investigación de esta envergadura?
Te permite continuidad en el trabajo y lo ves avanzar. Además pasamos nuestro conocimiento a generaciones futuras. Caral es un ta- ller. He entrenado a 6 o 7 generaciones de nuevos arqueólogos. Uno puede ser profesional toda la vida, pero de pronto descubres algo que es el trabajo de tu vida.

¿Y este es?
Sí, puede ser.

La exposición
La entrada es gratuita y la muestra se encuentra en la sala de exhibición del centro Comercial Plaza Norte (altura de la Av. Túpac Amaru con Tomás Valle, Independencia).

Puede visitarla hasta el 10 de agosto, de lunes a domingo de 11:00 a.m. a 9:00 p.m.

Hasta julio se registraron 130.000 visitantes a la exhibición.

Para más información ingrese a www.caralperu.gob.pe

Share this post

Déjanos un Comentario