A bailar samba en el Perú: turistas brasileños son el nuevo foco de interés

Síguenos en: | |

El país de la samba quiere bailar huaino. Así lo demuestran las cifras de los últimos años que Prom-Perú analizó al detalle y con las cuales se ha fijado ya una meta clara: atraer más turistas brasileños a nuestro país.

Así lo dice Jacqueline Saettone, quien asumió la dirección de Prom-Perú antes de la debacle turística del Cusco por las intensas lluvias de enero. Para ella, luego de la campaña Cusco Pone —que potenció el turismo interno tras la dramática caída del visitante extranjero—, el siguiente paso para el sector es abrazar a los hermanos de sangre: Argentina, Chile, Colombia, Ecuador y, por supuesto, Brasil, una nación con 92 millones de habitantes y un ingreso per cápita de US$7.351.

“Es un país vecino con muy buena conectividad y pudiente, atraído por muchas de las joyas que tiene el Perú”, destaca Saettone y resalta que, si bien los países que más divisas dejan son EE.UU. (US$450 millones) y España (US$129 millones); Brasil ocupa el primer lugar en Latinoamérica, con US$64 millones el 2009. Según Prom-Perú, el año pasado vinieron 80.940 brasileños, 28,7% más que el 2008.

DOCE MILLONES DE TURISTAS
Para Carlos Canales, presidente de Canatur, en el 2002 menos de 34 mil brasileños venían al país, lo que evidencia el éxito de la promoción conjunta impulsada por el Estado y el sector privado.

“Brasil tiene un mercado emisor de turismo de 12,5 millones de personas”, agregó, tras subrayar que una estrategia intensa de promoción llevaría a que la actual cifra de visitantes se triplicase en el corto plazo. Además, el perfil del turista brasileño grafica bien por qué su país se ha convertido en un atractivo para el nuestro: en promedio, este se queda nueve días en el Perú y gasta unos US$1.013 en su estadía.

Cusco, por supuesto, es —y será, al menos por unos años— el destino favorito. “Machu Picchu es lo más grande en temas de márketing que tiene el país, seguido por las Líneas de Nasca, pero no cabe duda de que la gastronomía ha llevado a los brasileños a visitar cada vez más el Perú”, explica César Bonamigo, jefe de Promoción Comercial y Turismo de la Embajada de Brasil. Ello, añade, ha sido posible gracias a la apertura de restaurantes peruanos en su país, como La Mar, que en el 2009 llegó a Sao Paulo.

Se sabe, además, que el carioca llega al Perú atraído, sobre todo, por su riqueza cultural, aunque en los últimos años los deportes de aventura han concitado cada vez más el interés de los viajeros. “En Brasil se conoce la calidad de las playas peruanas y no solo las de Lima sino también las del norte: Máncora es muy conocida por los tablistas”, explica José Luiz da Cunha, director de Mercados Internacionales de Embratur (el organismo turístico de Brasil).

No obstante ello, para Bonamigo y Da Cunha, una de las razones del aumento de turistas vino de la mano con la mayor interconexión entre ambos países. “Si antes solo había vuelos de Lima a Sao Paulo —explica Da Cunha—, ahora las tres aerolíneas importantes para ese mercado [Tam, TACA y LAN] realizan vuelos diarios a distintos destinos”.

Además, Bonamigo asegura que la carretera Interoceánica favorecerá el flujo de visitantes. Canales estima que, en tres años, unos 50 mil habitantes de Rio Branco podrán llegar al Cusco por vía aérea o por carretera.

Para la Superintendencia del Servicio de Apoyo a la Microempresa y Pequeña Empresa (Sebrae) de Acre, Brasil, el turismo entre el Perú y ese país podría generar US$225 millones anuales desde este año.

TRABAJO DE FOMENTO
Por lo pronto, Prom-Perú ha programado para este año 46 actividades —entre seminarios, capacitaciones a operadores turísticos y participación en ferias del sector tanto aquí como afuera, etc.— con la esperanza de captar aun más la atención del país de Caetano Veloso. El panorama, mientras tanto, se muestra sumamente alentador. “Nuestro potencial es ilimitado”, sentencia Canales.

EL TURISMO COMO MOTOR DEL EMPLEO
Jacqueline Saettone tiene otro objetivo para su gestión como directora de Prom-Perú: convertir el turismo en un referente de generación de empleo en el Perú.

Actualmente, el turismo directo (agencias de viaje, hoteles, aerolíneas, etc.) e indirecto (restaurantes, transporte público, taxis, artesanías, etc.) representan el 7,4% del producto bruto interno del país. Sin embargo, Saettone sostiene que la cifra es baja si se la compara con naciones como Jordania, Francia o España, donde el sector representa entre 9,7% y 20,4% de sus ingresos.

Luego de la actividad minera, el turismo fue el segundo rubro que generó más divisas en nuestro país, con 2.000 millones de dólares registrados en el 2009.
Alberto Villar Campos – El Comercio

Share this post

Déjanos un Comentario