Alternativa familiar, a Cusco con los niños

Síguenos en: | |

Cusco no es un destino que generalmente estemos acostumbrados a incluir entre los favoritos de los viajes familiares. Hay muchos prejuicios que se nos vienen a la mente, como el problema de la altura o tal vez que los chicos prefieran ir a la playa o a un parque de diversiones.

Ya es hora de empezar a considerarlo como alternativa, pues ese encanto que tiene y que tanto gusta a los grandes, también fascina, aunque no lo crea, a los niños. Solo se trata de darle la vuelta a sus atractivos y planificar un viaje a la medida de los más pequeños. Alternativas hay, y muchas.

UNA MIRADA AL VALLE

La primera parada puede ser el valle de Urubamba, ya que está un poco más bajo que la ciudad del Cusco y es un buen comienzo si quiere prevenir un posible soroche. Su aire campestre y sus maravillosos espacios al aire libre son el deleite de los niños.

Las andenerías circulares de Moray son una diversión asegurada. Ahí los niños pueden correr a sus anchas, bajar y subir cuántas veces quieran con un hermoso paisaje de la cordillera como fondo.

Muy cerca, a solo unos 20 minutos en carro, está Chinchero. Ahí pregunte por los talleres de textiles, donde las señoras de la zona hacen didácticas demostraciones de todo el proceso de hilado y teñido de los tejidos.

Los textiles de Chinchero son famosos por ser de los más bellos de la región y por conservar ancestrales técnicas en su elaboración. Si todavía le quedan energías, entonces continúe el recorrido a las salineras de Maras.

En el valle han inaugurado recientemente el Wallpa Wasi, que es un acogedor restaurante campestre, al estilo de la Granja Azul, donde ofrecen pollos a la brasa tipo buffet, y cuentan además con un gran jardín con saltarines y juegos para niños.

Otra opción para pasar la tarde es el Wayra, que es un centro campestre del hotel Sol y Luna, que ofrece diferentes experiencias a los visitantes del valle, muchas de las cuales están dedicadas exclusivamente a los más pequeños. El concepto de Wayra es dar a conocer a los niños la cultura y el arte de sus pobladores a través de talleres de cerámica y textilería. También ofrecen paseos en caballo de paso y excursiones por el valle en bicicletas de montaña.

CIUDAD PARA TODOS
En Cusco, aunque no lo crea, hay varias alternativas para divertirse con sus hijos. A las afueras está el complejo arqueológico de Sacsahuamán. Si se introduce en el lugar encontrará unas formaciones naturales de piedra que se usan como resbaladeras. Las hay de varios tamaños. Si quiere actividades al aire libre puede contratar caballos que lo lleven hasta la Zona X para conocer sus misteriosas cuevas.

Para recuperarse por la tarde, qué mejor que un café en un sitio lleno de juguetes. Sí , en el Cusco existe un lugar llamado Yanapay que con lo que recauda por el restaurante promueve un aldea de niños.

Hay mesas y sillas a la medida de los más pequeños y juegos, postres y cuentos por doquier.

A LA HORA DEL ANTOJITO

Caminando por el Cusco es inevitable pasar en algún momento por Bembos, que está estratégicamente ubicado frente a la Plaza Mayor en uno de los concurridos portales, donde ofrecen a todo color loncheritas que incluyen sorpresas. Inevitable también cumplir más de un antojo de los niños que viene en paquetes multicolores con pretexto de hamburguesa.

¿A qué niño no le gustan las pizzas? En el bohemio barrio de San Blas está el Pacha Papa, un acogedor restaurante que tiene un amplio patio que siempre está calientito por sus potentes estufas y los hornitos de barro, de donde sale toda clase de delicias. Si tiene suerte, un arpista acompañará su estadía.

LOS MENORES Y EL SOROCHE

Tanto los niños como los adultos están expuestos a los síntomas del mal de altura cuando están a más de 3.000 m.s.n.m. Una baja en la cantidad de oxígeno que recibe el cuerpo y una pérdida de anhidrido carbónico llevan a una hinchazón en los vasos sanguíneos del cerebro y generan mareos, náuseas y dolor de cabeza. Para prevenir esto, se recomienda que el primer día se tomen pocos líquidos, una dieta baja en sal y evitar el ejercicio físico. Hay ciertos medicamentos que se pueden administrar desde la noche anterior al viaje y tienen cierta eficacia en ayudar a prevenir o reducir los síntomas del soroche, pero estos deben ser manejados bajo prescripción médica.

Fuente: Dr. Enrique Sánchez Griñán. Consultorios El Golf

Allá vamos
Cómo llegar: Las aerolíneas que vuelan a Cusco son LAN, TACA, Star Perú y Peruvian Airlines. Los niños de 2 a 12 años pagan únicamente el 33% del costo del boleto. Los menores de 2 años pagan solo el 10% del costo del boleto. En tarifas promocionales no se aplican descuentos.

Documentos: En caso de viajar con menores en vuelos domésticos, ya sea con uno de los padres o ambos, el niño deberá portar el DNI, la partida de nacimiento legalizada o el pasaporte.

Entradas: El boleto turístico se puede comprar en la entrada de los atractivos o en las Galerías Turísticas en la Av. Sol 103 Of. 102 de 9 a.m. a 5 p.m. El boleto que dura 7 días cuesta S/.70 adultos y S/.35 niños. El boleto de 3 días cuesta la mitad. Clima: la época de friaje es durante los meses de mayo y junio. La época de lluvias es de diciembre a marzo. Dónde ir: Yanapay. Callle Ruinas 415. (084) 255-134. www.aldeayanapay.org. Pacha Papa. Plaza San Blas 120. (084) 241-318. Wayra. Fundo Huincho. www.wayrasacredvalley.com. (084) 201-620. Wallpa Wasi. km 74 de la carretera a Urubamba. (084) 201-356.

VAMOS!

Share this post

Déjanos un Comentario