Más turistas de lujo realizan matrimonios al estilo incaico en ciudadela de Machu Picchu

Notiviajeros.com
Más turistas de lujo están interesados en realizar matrimonios al estilo incaico en la ciudadela de Machu Picchu (Cusco), atraídos por la magia y el misticismo que encierra una de las nuevas siete maravillas del mundo.

“Cada vez más parejas de turistas quieren celebrar un Arac Masin, que significa matrimonio andino y es el ritual en el que los enamorados juntan sus almas y energía en un marco de mucho simbolismo, pero sobre todo de gran misticismo”, afirmó el director gerente de Clabe Andina, propietaria del Sumaq Machu Picchu Hotel, Aníbal Clavijo.

Explicó que el Arac Masin ha sido por años una ceremonia simbólica, realizada por los antiguos peruanos en las zonas andinas de las regiones del sur, y ahora es una de las actividades que atrae bastante a los turistas, especialmente a quienes pasan su luna de miel en Machu Picchu.

Este milenario ritual es dirigido por un sacerdote andino, que con los dones transmitidos por sus generaciones incaicas invoca los elementos de la naturaleza.

Es decir a los apus, los espíritus de las montañas; la Pachamama, la madre tierra; la Mama Koka, la madre coca; las chaskas, las estrellas; los aukis y achachilas, la luz; y el Willka Nina, el fuego sagrado, para hacer de su relación una dualidad que trascenderá la eternidad.

“Hoy este peculiar ritual cobra mayor presencia en Machu Picchu, donde en los meses de temporada alta del turismo, de mayo a octubre, llegan parejas de visitantes para casarse a los pies de la ciudad perdida de los incas: Machu Picchu.”

El Arac Masin es conocido como la ceremonia simbólica del amor para parejas solteras, casadas o para aquellos que desean renovar sus votos, fiel al estilo andino.

El ejecutivo indicó que desde el inicio de las operaciones del hotel, en 2007, se han realizado hasta la fecha aproximadamente 150 matrimonios de turistas de lujo en la ciudadela.

“De las ventas totales del hotel, un 15 por ciento se ha concretado a través de nuestro canal e-commerce, y de este 15 por ciento un diez por ciento ha sido de reservas para realizar un Arac Masin.”

No obstante, precisó que esta actividad todavía tiene un gran potencial, que seguirá creciendo en los próximos años.

“Además, las parejas de turistas no vienen solas a casarse en Machu Picchu, sino que traen a grupos de amigos y familiares de sus países de origen, para asistir a la ceremonia. Esto redunda obviamente en una mayor receptividad del turismo en Cusco.”

Finalmente, refirió que la realización de un matrimonio incaico cuesta 450 dólares, lo que se podría incrementar de acuerdo con los pedidos adicionales que realice la pareja; pero que está dispuesta a pagar por realizar la boda de sus sueños en una de las nuevas siete maravillas del mundo.

Share this post

Déjanos un Comentario