Huaraz: Pobladores de caserío atraen a turistas que visitan el Huascarán

Huaraz - Notiviajeros.com
Familias de Humacchuco, ubicado a casi dos horas de Huaraz, ofrecen sus hogares para que visitantes nacionales y extranjeros puedan vivir una experiencia distinta. Una nueva forma de hacer turismo.

Alberto Susaño y Sandra Murcia pasaron sus primeros días de casados viendo el legendario Huascarán desde la ventana de su habitación, visitando incomparables lagunas ubicadas sobre los 3.850 m.s.n.m., comiendo pachamanca y desayunando sopa levantamuertos hecha en casa. Creen fervientemente que tomaron la mejor de las decisiones cuando allá, en su natal País Vasco, optaron por vivir por algunos días en una comunidad de la Cordillera Blanca dentro de lo que es su viaje de luna de miel de 17 días por diversas ciudades del Perú.

Ellos se quedaron en la vivienda de una familia del caserío de Humacchuco, ubicado en el distrito de Yungay, en la provincia ancashina del mismo nombre, la cual forma parte de un pequeño proyecto ejecutado por la Asociación de Turismo Vivencial Huáscar y Huandi. De esta manera experimentaron en carne propia cómo transcurren los días en un pueblo pequeño y de ensueño de los Andes peruanos. Si no se pusieron a limpiar el trigo, cortar leña o a trabajar en la tierra durante su estancia, fue porque la población celebraba la fiesta patronal de la Virgen de Fátima, aunque ellos dicen que hubieran agarrado lampa felices.

“Lo mejor es aprender de la humildad de los pobladores. Realmente te hacen sentir parte de la comunidad”, cuenta Alberto, quien junto a su esposa repetirá la vivencia, pero en Puno.

OFERTA MÁS QUE TENTADORA
El proyecto de la Asociación de Turismo Vivencial Húascar y Huandi está integrado por 5 familias de Humacchuco, quienes han acondicionado sus hogares para recibir a visitantes. Desde el 2001, año en que se puso en marcha el plan, el 90% de los turistas han sido foráneos. Ellos se enteran de esta oferta a través de algunas agencias de viajes.

“Esperamos también a nuestros compatriotas. Cualquiera puede compartir nuestras actividades agrícolas, hacer caminatas hasta las lagunas como la 69 o Llanganuco, visitar las ruinas de Keushu, ir al mirador de Portachuelo, a la quebrada Huaytapallana y más”, dice Armando Tito, presidente de esa agrupación.

El costo por día para extranjeros es de US$25, mientras que para peruanos es de S/.50. Incluye alojamiento, alimentación, servicio de guía, fogata y pachamanca de despedida. Para más información puede escribir al correo turismovivencial@hotmail.com.

Por: Gabriela Machuca – El Comercio

Share this post

Déjanos un Comentario