Acueducto inca atrae a turistas que se dirigen a Machu Picchu

Notiviajeros.com
Una pequeña meseta, a la altura del kilómetro 83 de la vía férrea Ollantaytambo – Machu Picchu Pueblo, se convirtió en sitio perfecto para que los turistas que van por el Camino Inca aprecien el acueducto descubierto por el Instituto Nacional de Cultura de Cusco y espeleólogos españoles.

Tras ventilarse el hallazgo del canal en piedra sobre el Parque Arqueológico de Sala Punku, que se extiende desde la quebrada de Huaytampo hasta el reservorio inca de Qhanabamba, delegaciones australianas, estadounidenses y europeas se detuvieron para observar los restos con apoyo de binoculares desde el otro extremo del río Vilcanota.

El jefe del Parque Arqueológico de Machu Picchu, Fernando Astete, propuso a Valentín Pezo Quintanilla, propietario de parte del terreno que pertenece a nueve familias, ahora convertido en mirador, crear mecanismos que le generen ingresos económicos propios, como los que tienen quienes viven cerca del Camino Inca.

“Ellos pueden alquilar binoculares, vender gaseosas, golosinas, dar alimentación y hasta hospedar si es que así lo desean los visitantes”, manifestó.

Destacó que el atractivos no solo es el sistema hidráulico de piedra, sino también las pinturas rupestres de un sol, una luna, un rayo y un rombo.

Salvador Guinot, bombero de la Comunidad Valenciana de España y espeleólogo que con trabajadores del INC labora en la agreste zona, indicó que el hallazgo de ahora es mínimo, pero en los próximos meses los restos se dejarán ver con más claridad.

“Con el paso de los siglos el canal fue cubierto por deslizamientos de tierra y la vegetación”, comentó.

El mirador, que antes fue terreno de siembra de papa y cebada, al frontis del canal inca (ubicado por encima de los 2630 metros de altitud) es favorable para los visitantes por el microclima cálido.

A este lugar se llega al pasar el Puente Piscacucho, altura de kilómetro 82 de la vía férrea Cusco – Machu Picchu.

Share this post

Déjanos un Comentario