Peruanos aumentan reservas en hoteles spa de lujo en Cusco y consumo personal llega a US$ 800

Los turistas nacionales incrementan el número de reservas en hoteles spa de lujo en la ciudad imperial del Cusco y el consumo por persona llega hasta los 800 dólares por estadía, afirmó el gerente general adjunto de la cadena Aranwa Hotel Resort & Spa, Gabriel Alvarez.

“La preferencia por alojarse en un resort spa en el Cusco se debe a que el turista no sólo busca este destino por los monumentos arqueológicos, sino también por vivir la experiencia de disfrutar tratamientos exclusivos de salud en un ambiente de total misticismo”, señaló.

Indicó que son los estadounidenses y europeos, especialmente de Alemania, España e Inglaterra, quienes toman con mayor frecuencia reservas en el Aranwa Sacred Valley Hotel, ubicado en el Valle Sagrado.

Sin embargo, recientemente se puede apreciar que más peruanos hacen reservas en este tipo de hoteles, especialmente para tomar los programas anti stress de tres días y dos noches, que se ofrecen los fines de semana.

“Durante su estadía, los peruanos están gastando igual que los extranjeros y su consumo puede llegar hasta 800 dólares o más, lo que demuestra que su poder adquisitivo está mejorando al igual que su nivel de vida”, precisó.

Dijo que los turistas que se animan a tomar un paquete en un hotel spa de lujo en el Cusco se ubican en un rango de edades entre los 35 y 50 años.

También están aumentando los grupos de turistas japoneses y asiáticos en general que visitan este tipo de hoteles.

En ese sentido, destacó que el Grupo San Pablo, dueño de Aranwa Hotel Resort & Spa, invirtió 8.5 millones de dólares en la construcción de un hotel boutique en la ciudad del Cusco que iniciará operaciones en octubre.

Sostuvo que al ser una nueva propuesta de estadía hotelera, los precios son muy competitivos, y más aún dentro de la campaña “Cusco Pone”, impulsada por el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) y otras instituciones del sector privado.

“La demanda hotelera se está recuperando. En los primeros dos meses del año nos vimos afectados por el cierre de la ciudadela de Machu Picchu, sin embargo, estamos trabajando intensamente para paliar esta situación”, dijo.

Explicó que de enero a marzo de este año, la ocupación hotelera promedio en el Cusco alcanzó sólo 15 por ciento, cuando en ese mismo período del 2009, la ocupación llegaba hasta 30 por ciento.

“Las metas del sector varían de acuerdo a la temporada del año y prevemos que para fines de mayo o junio la ocupabilidad llegue a un 40 o 50 por ciento”, proyectó.

Asimismo, Alvarez indicó que el panorama para finales de año es muy alentador debido a los diversos congresos y eventos que tendrán como sede al Cusco.

Sostuvo que la próxima Conferencia Anual de Ejecutivos (Cade) 2010 se realizará en el Valle Sagrado, con lo cual será el punto de atención a nivel nacional y del mundo, favoreciendo tremendamente al sector turístico hotelero.

“La mayoría de hoteles hemos realizado ya el bloqueo de habitaciones del 80 por ciento para cubrir justamente la alta demanda que habrá para esa época”, explicó.

Share this post

Déjanos un Comentario