Las tres caras de Pachacámac

Semana Santa se va acercando y muchos deciden alejarse de Lima. Una opción de visita se encuentra a tan solo media hora de la ciudad: Pachacámac.

Al llegar a la plaza de este distrito, encontrará una caseta de información turística y podrá inscribirse en los tours que la municipalidad ofrece. Las mayores atracciones las encontrará en el cerro Pan de Azúcar: el manantial de la juventud, que está en la parte baja, y la piedra del amor, a la cual solo se llega luego de una caminata.

Si va en pareja y desea que su amor sea eterno, no pierde nada tocándola mientras se miran a los ojos, pues cuenta la leyenda que la esencia del amor de dos jóvenes está encerrada ahí.

Si es amante de las frutas, no olvide pasar por el fundo Marengo, famoso por sus plantaciones de lúcuma, guanábana y uvas. La cosecha de lúcumas se da todo el año, y en Semana Santa, encontrará guanábanas.

También destaca el Museo del Pisco, donde encontrará una variedad de elementos involucrados en el proceso de extracción y elaboración de este licor. El dueño del museo es el artista Pedro Lariena, quien ha dibujado el interior de una pipa fermentadora para que los visitantes puedan tomarse una foto en ella.

PASEO GASTRONÓMICO.

El plato típico del lugar es el aguaytía, churrasco de carne sazonado con ají colorado y mirasol, limón, vinagre y ajo. Si desea probarlo, gran parte de los lugareños le recomendarán el restaurante La Familia.

Otro ícono del lugar es Paso Obligao. Como su nombre lo indica, es una parada obligatoria. Todos sus platos se cuecen en un hornos de barro, destacando las costillas del abuelo y el queso relleno con champiñones.

Para un almuerzo o cena romántica y elegante a la luz de las velas, puede ir a Las Chimeneas Bistró, donde la chef Ita Barboza innova constantemente la carta. Y si lo que busca es un ambiente más familiar y campestre, puede visitar Kusina. Su especialidad es la pachamanca, pero también prepara diversos platos de comida peruana. Cuenta con juegos para niños, piscina y un minizoológico para distraerse.

PURA ADRENALINA

La combinación de un gran valle abierto y las montañas que lo rodean crea un ambiente propicio para practicar parapente.

Generalmente, el paseo dura de 20 a 25 minutos y se realiza en la mañana. Para aquellos que vuelan por primera vez, la sensación será indescriptible y no tiene que preocuparse por su seguridad, pues en estos vuelos biplaza siempre será acompañado por un instructor de la escuela Fly Adventure o incluso por el propio Luis Munarriz, fundador de la empresa con 15 años de experiencia y campeón sudamericano de parapente acrobático.

Si este deporte no es el más adecuado para usted, también existen otros que puede intentar, como el ciclismo de montaña, la escalada en roca y trekking.

Después del recorrido que haga, seguramente necesitará un descanso reparador y podrá obtenerlo en el hospedaje El Ensueño. Rodeado de áreas verdes, hace honor a su nombre, brindando tranquilidad, comodidad y privacidad.

Ya sea en pareja, en familia o entre amigos, Pachacámac ofrece algo para todos los gustos. Solo falta visitar y descubrir.

EL DATO
Municipalidad de Pachacámac. Oficina de Turismo. teléf: 99171-1704.
Fly Adventure: teléfs. 241-5693, 99754-2011. web: www.flyadventure.net
Casa el ensueño. teléf. 99735-1148. web: casaelensuenio.com paso obligao. Av. Manuel Valle Mz.G Lote 10.
La familia. Jr. Naranjos 147.
Las chimeneas bistró. Jr. Grau 10. teléf. 231-1911.
Kusina. teléf: 684-2066.
Museo del Pisco. Jr. Grau 400.

Share this post

Déjanos un Comentario