El encanto de Tarapoto

La frondosa selva oriental peruana lo espera con su exótica belleza y la grata calidez de su gente. Este paradisíaco lugar es uno de los pocos que, ubicado en la Amazonía, es recomendado también en época de lluvia.

Bastará salir a pocos minutos de la ciudad para internarse en la naturaleza. No deje de llevar un buen repelente, abundante líquido, una gorra, un cobertor para la lluvia y acompáñenos en esta gran aventura.

SELVA ADENTRO
A dos horas de Tarapoto, saliendo por la vía Marginal Sur y pasando por una hora de camino de trocha, se encuentra el hotel Puma Rinri.

Este albergue, ubicado a orillas del río Huallaga, nace sobre un terreno agrícola de 65 hectáreas y tiene capacidad para 30 personas, que se pueden distribuir en dos cabañas de cuatro habitaciones cada una.

Este puede ser el punto de partida para visitar la catarata de Pucayaquillo, situada dentro del bosque de protección de Cerro Escalera. Desde el hotel, una camioneta lo llevará por al menos 15 minutos de camino de trocha hasta el ingreso y a partir de aquí habrá que caminar por alrededor de una hora.

A su paso podrá ver hasta 30 especies de aves, entre colibrís, loros, perdices y otras variedades que lo acompañarán con su canto. También podrá ver ranas, hormigas de gran tamaño y algunos insectos.

El guía Samuel Tuanama explica que esta zona es habitada también por plantas ornamentales, medicinales y frutales, como el anacaspi, pumaquiro, sapote y mango.

Si bien esta actividad no requiere de mucho esfuerzo, lo mejor es usar zapatos cómodos y pantalón largo para evitar picaduras. Es importante, además, llevar un traje de baño para refrescarse en la catarata.

Tras una hora se llega a la impresionante caída de Pucayaquillo, que fue recientemente descubierta. Sus frías aguas caen desde 40 metros de altura y podrán acabar con el calor producido por el ejercicio.

TURISMO VIVENCIAL
Otro de los puntos que no debe dejar de visitar en las afueras de Tarapoto es la comunidad de Chazuta.

Para llegar a este pueblo, se debe ir en auto, por 40 minutos. En este punto puede conocer el pequeño museo que funciona al interior del Centro Cultural Wasi Chay, lugar en que se mantienen tinajas, vasijas para ponche y urnas funerarias. La visita culmina observando el trabajo de la artesana más antigua del lugar, María Conepo Sangama, que desde niña elabora cerámica para la venta.

Luego de este recorrido, subido en una embarcación tradicional a motor, navegará por las aguas del Huallaga hasta llegar a la isla de Shilcayo. Pequeñas plantaciones de cacao que venden a los pueblos cercanos son el único sustento económico de las 5 familias que habitan el lugar.

Usted puede probar el cacao fresco y conocer el proceso de fabricación de la mano de uno de sus pobladores, Rolando Pinedo.

Le aconsejamos cerrar el día con broche de oro, bañándose en una de las tres piscinas del hotel Puma Rinri, que además de deliciosa gastronomía preparada en su restaurante, ofrece tres paquetes a sus visitantes. Todos incluyen alojamiento, la movilidad desde y hacia Tarapoto, tres comidas y estos paseos.

AMADOS LAGOS

Así como las caminatas son un atractivo por sí mismo, observar tres de las más exóticas lagunas nacionales —enmarcadas en las afueras de Tarapoto— es un sueño per se. La primera de ellas se encuentra en el distrito de El Sauce, aproximadamente a 16 km de la margen derecha del río Huallaga, en plena zona de selva tropical y responde al nombre de el mismo distrito, aunque es más conocida en el mundo turístico como Laguna Azul.

Su primer nombre fue Laguna de Saucicocha, pues en su ribera abundaba una planta medicinal llamada sauce. Su vasta flora es uno de sus grandes beneficios. Acá se puede encontrar la uña de gato o garabato bachuja, ajo sacha, ayahuasca, cola de caballo, chuchuasha, malva o paico. Esta laguna también es muy visitada porque en su lecho se encuentran las reconocidas perlas rosadas.

Su origen: se aduce que esta se inició miles de años atrás debido a la erupción de un volcán. A su alrededor existe un hotel que resalta en belleza y confort. Se trata del El Sauce Resort, un hotel de 30,000 m2 recientemente inaugurado el año pasado. Cuenta con 28 habitaciones entre las estándar, cabañas, búngalos familiares y una suite del curaca (esta última cuenta con una mejor vista, ya que se encuentra a orillas de la laguna). El detalle: las aguas que la rodean son propicias para la práctica de la pesca, la navegación, a vela y en deslizadores o para descansar.

En este paradisíaco ambiente, los turistas pueden gozar de caminatas por el lado izquierdo de la laguna, pasando por el caserío de Dos de Mayo, hasta llegar a Sinicocha o la laguna de Lago Lindo que, al igual que Limoncocha (aledaña a esta) se ubican en un hermoso y acogedor complejo ecológico de 350 hectáreas. Su variedad natural es su mayor belleza. Aquí se pueden hallar en estado natural desde orquídeas hasta venados, y de monos a otorongos. El albergue por excelencia es el famoso Lago Lindo, hermano del hotel Puerto Palmeras. Sus cabañas son sumamente cómodas y lo mejor: se pueden combinar paquetes con pernoctes variados en Tarapoto y en la misma laguna.

El clima
Tarapoto está en período de lluvias. Sin embargo, para los próximos días se pronostica una mínima de 22 °C a 36 °C y para los días nublados se prevé una máxima de 32 °C. Por las tardes se suelen presentar chubascos, que son lluvias cortas.

En esta zona que debería presentar muchas lluvias, solo están ocurriendo precipitaciones al 60%, indicó Nelson Quispe, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú .

Share this post

Déjanos un Comentario