Crece interés en agencias y operadores para desarrollar turismo escolar interno con programas especializados

El turismo escolar viene concitando un creciente interés de los operadores turísticos del país que ven en la población estudiantil un sector importante que debe ser atendido con servicios de calidad y que puede convertirse en un factor clave del fortalecimiento del turismo interno.

El coordinador de Turismo Interno de Promperú, Renzo Ugarte, señaló que esta nueva perspectiva del turismo escolar es lo que se pudo apreciar en la reciente Bolsa de Negocios de Turismo Escolar 2010, que contó con la asistencia de representantes de 190 agencias de viaje de Lima, y tuvo la participación de 45 expositores de turismo de todo el país.

En diálogo con la agencia de noticias Andina, el funcionario destacó que las agencias de viaje que visitaron la bolsa de negocios consideraron que más del 90 % de los asistentes pudieron satisfacer sus expectativas respecto al desarrollo del turismo escolar.

Refirió que este evento permitió fortalecer los vínculos entre los operadores de provincias y los operadores de Lima, logrando con ello un intercambio de propuestas turísticas que resultan mucho más seguras y de alta calidad, requisitos indispensables para viajes en los que participan menores de edad como es el caso de los escolares.

Modalidades de turismo escolar

Señaló que según el perfil elaborado por Promperú sobre el turismo escolar, éste se divide en dos modalidades: los viajes de promoción y los de estudio.

Respecto a los viajes de promoción, Ugarte expresó que éstos son los más frecuentes dado que tienen una finalidad más recreativa y de esparcimiento, siendo practicado por estudiantes de colegios públicos y privados que cursan el cuarto y quinto de secundaria.

Este tipo de viaje se realiza generalmente durante una semana, a mitad o durante el tercer trimestre del año y, pese a darse en temporadas más o menos definidas del año, esta modalidad de turismo escolar se comporta con cierta desorganización.

Explicó que, por lo general, la responsabilidad de la planificación del viaje de promoción recae en un comité de padres de familia que contrata los servicios de turismo y viaja con los escolares como supervisores para velar por el buen desarrollo del viaje.

Sin embargo, la falta de experiencia o desconocimiento de los padres de familia sobre la planificación y organización de un viaje grupal, incide en la calidad del mismo, dado que en ciertas ocasiones se contrata agencias de viaje que no ofrecen un buen servicio.

“Muchas veces no se realizan las reservas en los establecimientos de hospedaje con la debida anticipación, ni se tramita con tiempo la adquisición de entradas a los atractivos turísticos, entre otros problemas que afectan el viaje y las expectativas de los escolares”, afirmó.

En esta modalidad de viaje los colegios se desentienden de la situación por considerar que se trata sólo de viajes de esparcimiento y deja a los padres de familia la responsabilidad de los estudiantes, agregó.

En el caso de los viajes de estudio, el funcionario señaló que éstos son programados sobre todo por colegios privados para complementar el aprendizaje de cursos específicos como historia y geografía, realizándose como tipo excursión –toma unas horas- o en pocos días.

Asimismo, se realiza a destinos más cercanos, en más de una oportunidad durante el año, y cuenta con la participación de docentes encargados de desarrollar los contenidos en el lugar visitado.

Recordó que según las disposiciones vigentes del sector Educación los viajes de promoción y de estudio deben contar necesariamente con la autorización de la Unidad de Gestión Educativa Local (Ugel) a la que pertenece el colegio, lo cual permite tener un control de los viajes escolares.

Ugarte sostuvo que viendo las posibilidades de desarrollo del turismo escolar en el país, Promperú inició entre fines de 2008 e inicios del 2009 un estudio del comportamiento de los colegios para comprar paquetes de viaje.

Dicho estudio tomó en consideración a los colegios privados, que fueron segmentados en función de la pensión mensual que pagan los escolares –un rango de 300 a 600 nuevos soles y otro de 600 a 1,000 nuevos soles-, para tener una idea sobre la capacidad adquisitiva familiar y su vinculación con el gasto en turismo.

Otro aspecto que se tomó en cuenta fue que desde Lima se realiza el 86 % de los viajes hacia el interior del país; el tiempo de permanencia en el destino (más largo en los viajes de promoción); medio de transporte utilizado (generalmente terrestre interprovincial) y tiempo de viaje (que no supere las diez horas en carretera), tipo de habitación utilizada en el hospedaje (dobles y triples), entre otros.

Mejora oferta en el norte del país

“Si bien se observaba un dinamismo mayor de viajes de promoción y turismo hacia el sur del país –donde los destinos preferidos han sido Cusco y Machu Picchu, Arequipa, Tacna y Puno-, ahora se puede apreciar una oferta interesante en el norte del país, donde destacan La Libertad y Lambayeque que han logrado un progreso importante”, subrayó el coordinador de Promperú.

Este progreso –dijo- se observa en la puesta en valor de sus atractivos turísticos, así como en los servicios de hospedaje, alimentación y transporte, además del mejor desempeño de las agencias de viaje y guías de turismo.

La Libertad

En materia de atractivos, La Libertad, por ejemplo, no sólo ofrece Chan Chan, sino que se ha desarrollado ‘La ruta Moche’, el complejo ‘El Brujo’, entre otros dentro del ámbito del turismo arqueológico.

En el ámbito de playa y la práctica de deportes como el surfing se tiene, por ejemplo, al balneario de Huanchaco, donde los estudiantes pueden disfrutar del mar y correr tabla, así como tomar contacto con los pescadores y conocer de cerca cómo se elabora un “caballito de totora”. Incluso, pueden subir a esta tradicional embarcación junto a un pescador y navegar un rato.

Lambayeque

Algo similar ocurre con Lambayeque, donde los estudiantes tienen una amplia oferta de atractivos turísticos como el museo “Tumbas Reales de Sipán” y la visita al complejo donde fue descubierto este ilustre personaje; los museos Brunning y Sicán; conocer Monsefú y sus artesanos, o disfrutar de su variada y exquisita gastronomía.

Como estos dos ejemplos, existe gran posibilidad de mejorar la oferta turística para escolares en Piura y Tumbes (norte), Amazonas, Cajamarca, San Martín y Huánuco (nor oriente), Loreto (oriente), Junín, Pasco y Ucayali (selva central), y Ancash. Este último muy preferido por los escolares dada la belleza del Callejón de Huaylas y la puesta en valor del complejo arqueológico de Chavín de Huántar.

Ugarte destacó que los operadores turísticos desean no sólo ofrecer servicios de calidad, sino que los escolares practiquen un turismo vivencial, de contacto directo con las comunidades de origen, participen de jornadas artesanales y gastronómicas, de tal manera que valoren la riqueza cultural del país, se sumen a la defensa del patrimonio nacional y contribuyan con su difusión y conservación.

Finalmente, adelantó que para el segundo trimestre, Promperú desarrollará dos ferias turísticas en las cuales las agencias de viaje de Lima con experiencia y dedicadas al turismo escolar podrán ofrecer a sus clientes nuevos paquetes y programas para viajes de promoción y de estudio.

Share this post

Déjanos un Comentario