Huarmey y Casma

Largos caminos desérticos que —aunque algunos los tilden de aburridos— sorprenden con dunas verdes (gracias a las inusuales lluvias) y vistas hermosas del océano delinean el camino hacia Áncash, departamento al que se llega en auto aproximadamente en 5 horas. Allí, un grupo de playas entre las ciudades de Huarmey y Casma ofrece una interesante alternativa para disfrutar del verano.

Modifique su rumbo, diríjase hacia el norte y deléitese. Un viaje de fin de semana será suficiente para recorrer estos destinos.

CIRCUITO DE ARENA Y MAR
Primera parada: Bermejo. Esta playa, que recibe su nombre por el color rojizo de los pequeños cerros que la rodean, es bastante conocida por los aficionados al surf. Para ingresar ubique el camino de tierra demarcado por piedras blancas en el kilómetro 226 de la carretera Panamericana Norte.

Aquí se permite acampar, pero le recomendamos solo visitarla, pues no cuenta con servicios que le presten mayor comodidad.

Unos kilómetros más adelante, entre el 260 y el 261, se encuentra Tamborero, donde la única señal que nos recuerda que no estamos en una playa desierta son algunas embarcaciones de pescadores de la zona.

El paisaje es hermoso, con mar azul y arena blanca, pero la visita no es aconsejable si va con niños pequeños, pues el acceso no es tan sencillo (se debe descender por un cerro que no posee un camino asentado).

Continuando con la ruta encontramos, en el kilómetro 303, la Piscina del Pacífico, Tuquillo. Aquí podrá hacer una parada a comer, pues varios buenos restaurantes bordean el malecón.

Se ofrece también un tour en lancha (tour Corredor del Pacífico) que parte desde esta playa y recorre el litoral hasta punta Lobitos, unos tres kilómetros hacia el sur. El costo por persona es de S/.65.

Este destino, perfecto para un viaje familiar, no estará completo sin una visita a Las Pocitas, que se separan de Tuquillo únicamente por algunas peñas. Este balneario presenta bellas formaciones rocosas a manera de piscinas, ideales para relajarse y desconectarse un poco del mundo.

El mar es calmo y permite que los niños se bañen con tranquilidad, pero no olvide usar zapatillas acuáticas o algún tipo de protección, pues en esta zona abundan los erizos.

Abandonando Huarmey y dirigiéndonos hacia Casma llegamos a Las Gramitas, ubicada en el kilómetro 345. Esta caleta de pescadores, un tanto descuidada por la zona sur, presenta un amplio litoral ininterrumpido.

Finalmente, para culminar el recorrido encontramos el ya conocido balneario de Tortugas (km 392), que aun cuando esté bastante más habitado que las playas mencionadas hasta el momento, sigue siendo un destino obligado en la ruta.

Para disfrutar del verano en nuestro país no existe solo un destino (infórmese sobre los mejores en www.turismoperu.info), y el norte chico representa una muy interesante alternativa.

Allá vamos
Cómo llegar: El camino es directo, simplemente siguiendo la ruta de la carretera Panamericana Norte. Le recomendamos viajar con alguien que conozca la zona, pues los ingresos a algunas playas no están bien señalizados.

Transporte: Se puede aprovechar los buses que van a Áncash, pero es preferible tener movilidad personal para poder visitar los destinos a su antojo. Existen colectivos que salen desde Huarmey (Jr. Quilipe) y por S/.2.50 lo llevarán a Tuquillo.

Hospedaje: Le aconsejamos pasar la primera noche en Huarmey (La Posada de Huarmey: (043) 40-0330 es una cómoda opción. No existen muchas otras en esa localidad), y la segunda en Casma, donde sí podrá encontrar varios alojamientos.

ACOGEDORA ALTERNATIVA
El campamento turístico Las Aldas ofrece cabañas de uno, dos o tres dormitorios en la playa Las Gramitas. Cuenta con aproximadamente 18 búngalos y ofrece excursiones a los distintos sitios arqueológicos de la zona. Ideal para un descanso completo. El alojamiento con todo incluido cuesta S/.170 por adulto y S/.130 por niño. www.lasaldas.com


Por: Melissa García Montoya – Vamos!

Share this post

Déjanos un Comentario