Máncora: 100% adrenalina

Síguenos en: | |

Visitar el balneario de Máncora, en el departamento de Piura, es para muchos una tradición de verano. Sin embargo, pocos conocen que además de su mar tibio y sus buenas olas existen muchas actividades para realizar.

Ya sea en pareja o en familia usted podrá vivir aventuras inolvidables, cargadas de mucha adrenalina y exóticos parajes. Aquí una breve reseña de las novedades que encontrará en esta conocida playa norteña.

A CABALLO
La travesía por la quebrada Fernández, situada en medio del bosque seco ecuatorial, empieza en la comunidad campesina de Máncora.

En este punto los guías le darán las instrucciones para dirigir a su caballo a lo largo de la ruta. Si nunca cabalgó no tiene que temer, porque siempre estará acompañado y si requiere ayuda se la brindarán.

El ingreso a esta quebrada—que marca el límite entre Piura y Tumbes— es muy plano y solo verá algunos algarrobos. Sin embargo, mientras avanza podrá ver garzas, algún petirrojo y muchas de las 20 especies de aves que habitan este paraíso natural con características propias.

Un clima tropical, suelos áridos y un relieve llano forman esta biósfera de vida que solo se encuentra en Tumbes, Piura, Lambayeque y el norte de La Libertad.

“El bosque seco tropical posee especies únicas. Aquí conviven la ardilla de nuca blanca, el gavilán dorsigris, la urraca coliblanca, entre otras aves”, explica Aldo Durand, gerente general de Biósfera Tours.

GALA SILVESTRE
En el camino se topará con árboles enormes que forman pasillos con sus ramas espinosas. Le aconsejamos estar atento a las indicaciones de los guías para no llevarse de recuerdo algún rasguño.

Luego de cruzar un pequeño túnel vegetal, los grupos suelen detenerse emocionados ante un espectáculo impresionante. La unión del agua del mar y de la quebrada forma una especie de laguna infinita donde todos abandonan los caballos y admiran el paraje.

Este es un buen momento para tomar fotografías y para untar más repelente en las zonas del cuerpo que tiene descubiertas, ya que la vegetación se volverá más frondosa y con ello aparecerán algunos insectos.

Minutos más tarde la brisa del mar golpeará su rostro de una forma suave y placentera. Y aunque todavía no verá su inmensidad, usted tendrá la seguridad de estar cerca al paraíso.

La Playa del Amor, ubicada al final de la quebrada, se descubrirá ante los ojos atónitos de los aventureros. Este escenario desierto será el ideal para ir a galope por la orilla del mar y también para finalizar esta aventura.

El recorrido dura tres o cuatro horas, pero si cuenta con más tiempo existen programas más amplios.

Las primeras horas del día y las últimas de la tarde son las mejores para realizar este circuito. Recuerde que el sol en el norte es bastante fuerte y las altas temperaturas impedirán que observe a las especies animales en su entorno natural, pues estas se ocultarán entre las ramas de los árboles.

El precio por persona es de S/.165 pero los costos varían según la cantidad de participantes.

DESDE ARRIBA

Otra forma de recorrer el bosque seco es la que plantea Henri Peter en el circuito de canopy denominado Aeromoto, que funciona a solo 10 minutos del pueblo de Máncora, en el fundo La Caprichosa.

Este nuevo atractivo turístico lo llevará a vivir una aventura extrema. El circuito consta de cuatro plataformas ubicadas en diferentes lomas que están interconectadas por cables de acero. El participante tendrá que deslizarse a través de los cables con la ayuda de un arnés y así podrá ver todo el fundo desde otra perspectiva.

Como las velocidades y distancias son diferentes, en cada tramo vivirá una experiencia distinta.

Para la mayoría lo más difícil es el salto inicial, pero después de hacerlo sentirá que está volando y eso lo hará creerse dueño del mundo. Y si tiene todas las ganas de practicar este deporte pero no se anima a hacerlo solo, el lugar cuenta con seis guías que lo podrán acompañar en cada salto.

Según Peter, la seguridad está garantizada. “Todos los equipos e infraestructura (implementada en el fundo) han sido revisados y aprobados por un grupo de ingenieros”, precisa.

El recorrido completo puede durar un par de horas, el costo por persona es de S/.100 y lo más recomendable, en temporada alta, es reservar.

Siempre listos
Ambas actividades requieren cierto grado de esfuerzo y algunas previsiones básicas.

Para la cabalgata no se necesita ser un experto jinete. Bastará con seguir las instrucciones del guía.

El canopy lo puede realizar a partir de los 8 años de edad.

En ambos se recomienda llevar bloqueador, repelente, gorra, zapatillas, bebidas frías. Y para la cabalgata lo ideal es usar pantalón.

Por: Milagros Vera Colens – Vamos!

Share this post

Déjanos un Comentario