Epoca de lluvias, precauciones para viajar

Los cambios de clima prueban que la naturaleza funciona bajo sus propias leyes. Se presentan cíclicos o impredecibles y solo nos queda adaptarnos. Lo ocurrido en Aguas Calientes las últimas semanas a causa de las fuertes lluvias es un ejemplo de ello y demuestra que un desastre natural afecta a todos, incluido al sector turismo. Más de 3.000 visitantes permanecieron varados debido al desborde del río Vilcanota.

La idea no es quedarse en casa, pero tampoco exponer su vida. Así, resulta fundamental considerar las condiciones climatológicas antes y durante su viaje a la sierra o la selva, sobre todo en esta época del año cuando las precipitaciones son constantes.

LOS PREVIOS
Antes de iniciar el recorrido por carretera es preciso fijar el destino, estudiarlo y realizar averiguaciones básicas acerca de la ruta. En ese sentido, si el camino es pura trocha o lodo un carro que no sea 4×4 quizá no le sirva.

“Hay que preparar el vehículo con llantas y cadenas para barro, patines protectores de aluminio, una buena gata, snorkle, llevarlo al mecánico, etc.”, explica Francisco León, de Alta Ruta 4×4. Los cables de remolque y demás herramientas son también imprescindibles.

Además, debe poseer el equipo de ubicación adecuado tipo GPS, cartas geográficas o brújula. Víctor Villanueva, de Tititrek, puntualiza que “es fundamental tener a la mano una linterna y focos neblineros en caso sea imposible seguir avanzando o se haga de noche”.

En relación con la vestimenta, lleve un poncho impermeable y zapatillas especiales para trekking con cocada, así evitará resbalones. De otro lado, si usted es inexperto, lo más seguro resulta llevar a cabo la expedición en caravana o con un guía.

¿TIERRA FIRME?
“En determinadas situaciones es mejor no arriesgarse y esperar a que pare la lluvia”, subraya León. Más aun cuando existe la posibilidad de enfrentarse a un huaico.

En el camino tome precauciones como manejar despacio en zonas resbalosas o precipicios, preste atención a deslizamientos (especialmente cuando la carretera es angosta y está pegada al cerro). Por último, si hay neblina, prenda las luces intermitentes aunque sea de día.

“También es una buena idea averiguar en las comisarías sobre puestos de abastecimiento de gasolina y postas médicas cercanas por cualquier emergencia”, indica Villanueva.

Al acampar, de preferencia hágalo en un punto que esté más elevado que el resto del área.

EN AVIÓN
“Cada aeropuerto cuenta con una oficina meteorológica y un mínimo de altitud de las nubes para que los aviones puedan despegar u aterrizar” advierte el piloto Tomás Morante. De ese modo, usualmente se exige como mínimo 5 kilómetros y 1.500 pies (entre el suelo y la primera capa de nubes) de visibilidad. En caso sea menos, un piloto profesional puede utilizar instrumentos especializados como cartas de vuelo. Claro que hay veces en que es preferible evitar despegar o aterrizar hasta que se despeje.

Las lluvias no son sinónimo de turbulencia o peligro mientras no involucren fuertes vientos o tormentas.

Sepa que con frecuencia el cielo tiende a estar tapado en las madrugadas y por la mañana, puesto que cuando sale el sol las nubes suben o se disipan.

Por ello, a partir del mediodía es menos probable que un vuelo se retrase o cancele debido a escasa visibilidad.

El dato
Dele una mirada a estas páginas web antes de partir:

Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi): www.senamhi.gob.pe

The Weather Channel — En español: espanol.weather.com

MÁS INFORMACIÓN
Tititrek:
Teléf: 223-0806
Página web: www.tititrek.com

Alta ruta 4×4:
Teléf: 436-2244
Página web: www.altaruta4×4.com

Share this post

Déjanos un Comentario