El pollo a la brasa cumplió sesenta años

A 60 años de su creación, el sabroso pollo a la brasa se ha convertido en un tesoro nacional y en un orgullo de nuestra gastronomía. Tanto es así que fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación por el INC.

Todo empezó hace seis décadas, cuando el dueño del restaurante La Granja Azul, Roger Schuler, tuvo la idea de ofrecer pollo en su restaurante. Fue Franz Ulrich, su socio, el encargado de crear un horno que cocine varios pollos a la vez.

Notiviajeros.com

Como la nota de Canal N explica, no se le ocurrió mejor idea a Ulrich que un mecanismo que, en realidad, imita al sistema solar. Líneas de pollo que giran sobre su propio eje y, a la vez, alrededor de un tubo central, dentro de un horno con una puerta y una chimenea.

A tantos años de su creación, este horno ha entrado a una nueva etapa gracias a la labor del señor Heriberto Ruiz. Si este apellido se le hace conocido, es porque debe haber visto la placa “H. Ruiz Hnos.” en la puerta de muchos hornos en la ciudad y hasta en las pollerías en el extranjero.

POLLO ECOLÓGICO

Son cuarenta y nueve años los que lleva Heriberto Ruiz perfeccionando los hornos para pollos a la brasa y fue así como creó un modelo que permite ahorrar el 40% del tiempo que toma normalmente hacer un pollo. Esto se traduce en una considerable disminución en el consumo de carbón.

Este horno ahorrativo no necesita chimenea, porque como la grasa no cae a los carbones, no produce humo y ha tenido mucha acogida, sobre todo en el extranjero, donde algunos compatriotas han abierto pollerías.

Los peruanos sabemos cómo celebrar. Y solo hay una forma de homenajear al pollo a la brasa en su cumpleaños número 60: comiéndolo. Buen provecho.

Share this post

Déjanos un Comentario