El Niño Manuelito está de fiesta en el Cusco

Síguenos en: | |

La mañana previa al 25 de diciembre, la Plaza de Armas del Cusco se viste de fiesta y exhibe las mejores muestras de arte, relacionadas con el nacimiento del Niño Jesús y la Sagrada Familia, hechas por manos cusqueñas.

Desde las diferentes provincias de la Ciudad Imperial y los tradicionales barrios de San Blas y Santa Ana, llegan los maestros del arte popular para celebrar el famoso Santurantikuy, que en castellano podría traducirse en venta de santos y que este año fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación.

Turistas nacionales y extranjeros quedan embelesados con la cantidad y calidad de las obras que además de comercializarse, concursan por coronarse como las mejores en su rama.

DE SANTOS Y MÁS
Llegar muy temprano es lo más recomendable. Desde hace varios años, los artesanos se instalan al amanecer en espacios alquilados por la municipalidad de Cusco.

En cada lugar encontrará algún elemento decorativo para esta maravillosa ocasión. Desde cobertores para el Niño Manuelito y pastos naturales, hasta los tradicionales Niños de la Espina y los famosos pesebres con características de cada región.

El Santurantikuy brinda además diversidad de precios que van desde los más cómodos, elaborados por jóvenes talentos hasta los más costosos hechos por Santiago Rojas, Hilario Mendívil, Edilberto Mérida y otros reconocidos maestros.

Al mediodía la feria está en todo su furor, centenares de vendedores se entremezclan con los visitantes y pobladores cusqueños que concurren deseosos por encontrar los adornos para la noche o por retornar a casa con un espectacular recuerdo.

Justamente por la asistencia masiva de público, lo más aconsejable es dejar los bolsos en el hotel y portar solo el dinero que planea gastar. Aunque las autoridades designan agentes de seguridad, siempre es mejor prevenir.

No olvide llevar un cobertor, pues en esta época el frío de la sierra viene acompañado por lluvia y estamos seguros de que su estadía se prolongará, quizá hasta la noche en la que se cierra el Santurantikuy.

EL GANADOR
Esta gran feria, creada en 1689 para dotar de nacimientos a los templos y familias cusqueñas, cuenta también con tres concursos de artes plásticas donde se premia la creatividad de los artesanos.

El Instituto Americano de Arte otorga el galardón al que considera mejor, adquiere su obra y la exhibe en el Museo de Arte Popular del Cusco. Asimismo la Dirección Regional de Turismo (Dircetur) del Cusco destaca a los mejores artistas llevando sus trabajos a las vitrinas de la región, Lima y el mundo entero.

Finalmente el Emufec, encargado de organizar esta gran celebración, reconoce al artesano más destacado y lo condecora días después del evento.

A CAMBIO DE UN REGALO

Conozca la comunidad de Uratari, ubicada a tres horas de la ciudad del Cusco, por el módico precio de un regalo y haga feliz a uno de los 300 niños de este lugar.

El monto mínimo de los regalos es de S/.70 y la cita será a las 7:30 a.m. del 24 de diciembre, en el frontis de la Catedral de Cusco, donde hallará un letrero con el nombre de la agencia Cultural Immersion.

En el trayecto visitarán la Pampa de Anta y las recientemente descubiertas ruinas incas de Killarumiyoc. Ya en la comunidad será recibido por los pobladores con quienes disfrutará de una chocolatada donde entregará los obsequios. Si está interesado ingrese a www.inkastravel.com .



Por: Milagros Vera Colens

Share this post

One thought on “El Niño Manuelito está de fiesta en el Cusco

Déjanos un Comentario