Colán, Piura y sus encantos

Síguenos en: | |

Al lado de un arenal semidesolado se levanta a diario Colán. No obstante, para los visitantes, quienes al llegar solemos dirigir la primera mirada hacia sus playas, este balneario donde no existen monstruosas construcciones ni pistas de concreto se convierte en un sueño de verano.

Bajo el sol o la palmera y respirando a puro pulmón la brisa marina de los aires piuranos, el norte nos invita a ese descanso relajado que no podemos hallar en ningún otro lugar del Perú.

En ese sentido, y a manera de complementar la estadía, aprovechamos para mostrarle más de lo que puede ver y hacer en Colán, además de chapotear en sus aguas.

TERRUÑO SALADO

Avanzando en mototaxi por la trocha a la que los lugareños llaman vía Las Salineras, saltan a la vista unos montículos blancos. Dispersos en la pampa que nos rodea, destacan por su impecable color que se diferencia claramente de la arena. “Es sal”, explica Secundino Ruiz, ex representante del INC en el distrito y propietario del reconocido restaurante local San Felipe. Y aunque de cerca se asemejen más a pequeños pedazos de cuarzo, Secundino tiene razón.

Sucede que esa zona del sur de Colán posee un suelo salitroso que permite la formación de este mineral al cavar fosas de unos 2,50 metros de profundidad. Así, casi al ras del nivel del mar, el agua se filtra por la tierra para luego, por efecto de los rayos solares, secarse y convertirse en sal. Camine con total libertad entre las excavaciones. Quizás tiene suerte y se tope con alguno de los miembros de la Asociación de Salineros del área en pleno trabajo de extracción.

SE AMPLÍA EL HORIZONTE

“Vístase con decencia”, señala un cartel al ingresar a la iglesia San Lucas de Colán. Mínimo requisito que cualquier visitante, sea cual fuere su religión, debe cumplir al ingresar al primer templo consagrado por los evangelizadores españoles en las costas del Pacífico sur, tal como lo indica una placa colocada al lado de una de sus puertas laterales.

El recinto fue construido a mediados del siglo XVI sobre un adoratorio chimú a base de calca marina (piedra compuesta por conchas) y techo de totora. Sepa que en su interior conserva un altar tallado en madera con baños en pan de oro, así como esculturas religiosas de la Virgen de las Mercedes, San Lucas, entre otros. Considere que la Iglesia se encuentra justo a la entrada del balneario y abre los jueves (8:00 p.m.), viernes (5:00 p.m.) y el domingo (11:00 a.m.) En todo caso, acérquese a la oficina de turismo en el municipio para más información.

Para continuar el recorrido le recomendamos subir por la misma ruta del desvío a Colán hacia el mirador. Allí verá una cruz de madera que, según Ruiz, fue colocada hace 200 años. Sin embargo, lo más impresionante del lugar es la hermosa vista panorámica que ofrece del balneario. Aproveche para ir durante la puesta de sol, pues sacará unas fotos de postal.

EN EL HOTEL
Si usted es de los que prefiere exprimir al máximo el plan playero que Colán ofrece debe saber que algunos hospedajes cuentan con servicios que le permitirán mantenerse activo y entretenerse. El Sunset Bay Hotel, por ejemplo, propone cortos paseos a caballo por la orilla del mar, también dispone de kayaks y cuatrimotos.

De otro lado, para quienes gustan de la acción, el recinto del Playa Colán Lodge posee una cancha de vóley playa y de frontón. Usualmente, los hospedajes también tienen un área de juegos con fulbito de mano y pimpón que permiten distraernos y hacernos pasar un buen rato.

Vale mencionar que en temporada alta funciona el Club de Colán, aunque este es exclusivo para socios y sus invitados.

Al finalizar el día viajero, mientras ve el atardecer con los ojos achinados, anonadado por el paisaje y absorbido por el relax, no le sorprenda si alguien se acerca y le dice: “estás en el sol de Colán”.

¿Cómo nos movemos?

Si no cuenta con movilidad particular, puede tomar un taxi desde el aeropuerto de Piura por S/.145. (Uno de la calle le saldrá como S/.100 pero no es tan seguro). Otro modo de llegar es a través de un bus público (Empresa de Transportes Dora, en Av. Sánchez Cerro 1387. Costo: S/.3) hasta Paita y allí toma un taxi a Colán. Una vez en la localidad el principal medio de transporte son los mototaxis cuyo costo varía entre S/.4 y S/.6, dependiendo de la carrera. Asimismo, hay colectivos para 5 personas por S/.2,50 cada uno. De preferencia tenga sencillo a la mano para pagar.

ALLÁ VAMOS

Ubicación: Colán se sitúa a 65 kilómetros al oeste de Piura.

Alojamiento: Sunset Bay Hotel: Dirección: Ala sur Playa La Esmeralda de Colán, Piura. Telef: (073)- 674 008/ (073)- 96 9624155. Nextel: 825 5485. Página web: www.sunsetbaycolan.com

Bungalows Playa Colán Lodge: Reservas: Piura Tours: Telef: (073)- 326 778, celular: 969 752530. Página web: www.playacolanlodge.com.pe

Hotel El Sol De Colán: Av. Costanera C-27, Colán. Celular: (076)- 976 924860, Nextel: 135- 7525. Página web: www.elsoldecolanhotel.com

Costa Bonita Bungalows: Dirección: Av. La Esmeralda s/n Cercado, Colán. Celular: (073)- 969525713. Nextel: 811 0709.

Con hambre:
Restaurante San Felipe: Dirección: Av. Costanera s/n La Esmeralda Colán. Teléfono: (073)- 674402 / celular: 96895 5225

Restaurant La Macaria Dirección: Av Costanera s/n La Esmeralda, Colán.

Pizzería El Gauchito Av. Costanera s/n La Esmeralda, Colán.

Qué llevar:
Bloqueador solar, ropa fresca, gorro, lentes oscuros y repelente. Además, si bien hay bodegas en el balneario, lo mejor es traer consigo elementos de aseo personal, etc.

Atención: Dado que hay rayas en el mar, arrastre los pies al ingresar o métase a partir de las 3 p.m.

Por: Marisol Grau – Vamos!

Share this post

Déjanos un Comentario