Casa Andina premió a su huésped un millón con estadía gratis de por vida

Qué iba a pensar don Valentín Díaz Sierra, allá en su lejana Toledo, España, lo que le iba a ocurrir al llegar a Arequipa, esa ciudad peruana que, según había escuchado, estaba rodeada por volcanes, murallas blancas, gente orgullosa y comida sabrosa. Entonces, nada podía hacer que presagiara que iba a ser el invitado de honor de una de las empresas hoteleras más grandes del país, junto con su esposa, María del Sagrario. Don Valentín no sabía que se convertiría en el huésped N° 1’000.000 de la cadena Casa Andina y que ello le otorgaría una membresía que lo vinculará al Perú de por vida.

Casa Andina - Notiviajeros.com

“Ellos no tienen idea de nada. Van a bajar del avión y les voy a decir que me sigan”, dice en voz baja un empleado de Casa Andina fuera del aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón. Pronto, jalando sus maletas aparecen don Valentín y doña María. Al principio no se dan cuenta de que las cámaras quieren captarlos a ellos. Pero en sus semblantes comienza a dibujarse el desconcierto cuando los detienen frente a una gran limusina blanca. “Espero no les importe ayudarnos con fotos para la publicidad del hotel. ¿Que para qué es el champán? Pues para la altura lo pueden ir bebiendo mientras nos vamos para allá”, les explica el muchacho.

Lo que les esperaba en el hotel fue una lluvia de pétalos de rosas que cayeron del techo del Casa Andina Private Collection-Arequipa que los bañó de una emoción que se acrecentó al ser acogidos con aplausos por administradores, recepcionistas, chefs y demás empleados de la compañía. El gerente general de la empresa, Juan Stoessel, fue quien le informó a don Valentín que se había ganado el derecho a hospedarse sin pagar un sol —o un euro-, para siempre, en cualquiera de los hoteles de la cadena.

“Estoy abrumado y feliz. Esto no estaba programado en el tour”, cuenta don Valentín riéndose y todavía sorprendido.

Por: Gabriela Machuca Castillo – El Comercio

Share this post

Déjanos un Comentario