Promueven turismo sostenible con competencia de observación de aves en Cusco, Madre de Dios y Lima

Síguenos en: | |

Con la finalidad de promover el turismo sostenible, la organización Inkaterra efectuó una competencia de observación de aves que consistió en reportar la mayor cantidad de especies vistas o escuchadas en las zonas donde para la institución, como son los departamentos de Cusco, Madre de Dios y Lima.

Desde el año 2006 se lleva a cabo la competencia “Inkaterra Big Birding Day”.

Para la organización de esta competencia, cada localidad presenta un equipo compuesto por intérpretes ambientales, personal de Inkaterra e invitados como los mismos huéspedes.

A la vez, se presenta el recorrido a realizar y la lista de aves contempladas, la misma que es revisada por la organización y un asesor externo experto en aves del Perú.

Para Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel el recorrido de este año consideró 215 especies de aves observables, en Inkaterra Reserva Amazónica en Tambopata 420 especies y el equipo de Lima 165 especies.

El equipo que registre el mayor porcentaje de aves observadas de acuerdo a la lista se convertirá en el ganador del año.

En esta edición del concurso, la localidad de Lima obtuvo el primer lugar al haber reportado 89 especies de aves de las 165 especies que se podían observar, equivalente a un 53.9% de avistamientos probables.

En segundo lugar quedó el equipo de Inkaterra Machu Picchu Pueblo Hotel, que registró 109 especies de las 215 observables, reportando cuatro especies no consideradas en la lista original, logrando un porcentaje de avistamiento del 48.2%.

Mientras que el equipo de Inkaterra Reserva Amazónica reportó 102 especies de aves de 420, con un 24.3% de avistamientos.

La competencia implica una exigente actividad para los participantes en el horario del concurso que es de 04:00 a 18:00 horas, tiempo en el que los equipos tratan de recorrer la mayor cantidad de hábitats provistos de binoculares, libros y guías de campo.

Para cada equipo se designa un juez independiente que certifica la validez de las observaciones y para constatar la especie observada por lo menos dos personas del equipo deben estar de acuerdo con la especie avistada para que quede registrada formalmente en el concurso.

Estos datos recopilados en el campo sirven para mejorar las excursiones de observación de aves que ofrece Inkaterra a sus huéspedes, mantener un registro al día de las especies que se pueden observar en los diferentes ecosistemas de la ruta, monitorear el comportamiento de las aves.

Asimismo, motivar la interacción con el medio ambiente y reconocer el valor natural de cada área donde Inkaterra desempeña una operación de turismo responsable.

Share this post

Déjanos un Comentario