El legendario Jirón de la Unión cumple 400 años de vida

Síguenos en: | |

Lima - Notiviajeros.com
Este 2009, el Jirón de la Unión cumplió 400 años recibiendo a diario y a todas horas del día a cientos de visitantes. Si bien es cierto esta calle soportó diversos momentos sociales, económicos y culturales, sigue más viva y vigente que nunca. Por décadas, fue la vía más importante de Lima y punto obligado de visita para la aristocracia capitalina que la convirtió en un centro de reunión de los más célebres habitantes de la ciudad.

En la actualidad, se encuentra recuperada y con muchos proyectos, señala el presidente de la Asociación de Comerciantes del Jirón de la Unión, Edmundo Calderón. “

En este momento, el Jirón de la Unión recobró su ornato y la formalidad del comercio. Antes, estaba invadido por el mercado informal, por los ambulantes.”

“Se trabajó en forma mancomunada con la municipalidad, con el alcalde Luis Castañeda Lossio. En una reunión, se determinó que al ser el Jirón de la Unión el eje articulador del Centro Histórico y teniendo el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad, no era conveniente que su arteria principal esté llena de ambulantes.”

El empresario explica que se adoptó la decisión de que se reubique a los vendedores informales, por lo que comenzó a recuperarse el comercio formal, se recobró la seguridad, además de que llegó una nueva tecnología de punta en el sistema de alumbrado del Centro Histórico.

“Así, se fueron iluminando todos los monumentos y también la Catedral, la municipalidad, Palacio de Gobierno y las principales casonas de Lima. Mejoró también el turismo, no en vano vienen muchos visitantes extranjeros a conocer la ciudad. Se elevó, asimismo, la calidad en la implementación e imagen de los negocios y se recuperaron algunas áreas verdes.”

Calderón revela que están a la espera del reordenamiento del tránsito, que –sostiene– parece que quedará resuelto en diciembre. “Si bien es cierto nos ha afectado bastante, lo tomamos a bien porque se tendrá que cosechar lo que se está sembrando: un buen transporte para que la gente que quiere conocer el Centro Histórico de Lima pueda llegar en las más óptimas condiciones.”

Crecimiento

De acuerdo con el representante, el desarrollo es favorable en esta emblemática vía, “pues en 2008 el Centro de Lima creció 25%. Aumentar en este porcentaje ha sido muy bueno. Este año no estamos ni mal ni bien, sino en el punto de equilibrio; a pesar de la crisis financiera, de las obras, de las marchas y contramarchas no nos hemos visto tan afectados.”

En este caso, el directivo pide la colaboración de los gremios y de los poderes del Estado para que hagan respetar el derecho de autoridad. Si se sigue maltratando el Centro Histórico de Lima es muy probable que se pierda el título de Patrimonio Cultural de la Humanidad, alerta.

Sin embargo, los negocios siguen floreciendo, no en vano está cerca la inauguración del megacentro comercial Real Plaza, que entrará en competencia con esta emblemática vía.

Consultado Calderón sobre esta próxima apertura, nos dice que “nosotros lo tomamos positivamente, pues no se olvide que el Jirón de la Unión es uno de los principales centros comerciales. Por historia, la gente es aún querendona de la calle. Aquí encuentra toda una mixtura de negocios. Hay joyerías, restaurantes, zapaterías, tiendas de ropa, la gente pasea las cinco cuadras principales del Jirón de la Unión con mucho cariño”.

“Cuando abrieron los primeros centros comerciales como el Jockey Plaza, Plaza San Miguel, Mega Plaza y Minka, entre otros, comentaban que nos iban a quitar público, pero si usted se da cuenta, no obstante la gama de centros comerciales abiertos, la gente sigue viniendo acá, a Lima.”

Entonces, ¿la costumbre de jironear no se ha perdido?, le preguntamos y responde con el ejemplo antes mencionado, aunque tampoco peca de optimista, pues refiere que si antes venían cerca de 300 mil personas y no se podía prácticamente ni caminar, ahora llegan 180 mil visitantes. “Pero no se olvide que son 400 años de vida y sigue en pie nuestra vía.”

Múltiples razones

“Aparte de recorrer el Jirón de la Unión, la gente viene además a visitar los museos y los monumentos, a conocer el Centro Histórico de Lima. Hay actividades en la alameda Chabuca Granda, en el Parque de la Muralla, en el Parque de la Exposición. Después acuden a todo lo que es el mercado de las computadoras, luego llegan al Jirón de la Unión y de aquí se pasan al Mercado Central.”

Es toda una gama, una mixtura que no solo le ofrece jironear, comprar, visitar y conocer, la gente asiste también a las iglesias, explica. “Tenemos cerca de 30 de ellas en esta zona. Nuestro pueblo es prácticamente un 70% católico y sin duda eso ayuda mucho a que el Jirón de la Unión siga viviendo.

Y es cierto, pues en el Centro Histórico tenemos la Catedral de Lima, el Convento de San Francisco, las iglesias de San Pedro, Santo Domingo, La Merced, San Marcelo, San Agustín, las Nazarenas, Santa Rosa; sin olvidar la distinguida Casa de Osambela, el Museo Josefina Ramos de Cox, la casona Riva Agüero, el Palacio de Torre Tagle y otros atractivos como los balcones coloniales y la arquitectura del llamado Damero de Pizarro.

“Hay un sinnúmero de monumentos que nosotros que vivimos acá los pasamos desapercibidos, sin embargo encierran un gran atractivo. Por ejemplo, en La Muralla donde tenemos restaurantes de primera calidad.”

La llegada del nuevo sistema de transporte denominado El Metropolitano traerá también nuevos visitantes al emblemático Jirón de la Unión y los comerciantes así lo comprenden. No en vano uno de los paraderos será en el hoy transitado cruce de Emancipación con esta histórica vía.

“Cada tienda ha comenzado a mejorar la imagen de sus negocios, a modernizarlas, nosotros no nos quedamos atrás. Ya empezamos a poner nuevas iluminaciones y vitrinas. También a potenciar las compras y ofrecer siempre precios competitivos en relación a otros mercados.”

Sin duda, se viven nuevos tiempos y se prevé que mejores en esta emblemática zona que ha sido parte importante en la vida de muchísimos peruanos. Así que en estos sus 400 años anímese y dé una vuelta a una parte importante de nuestra historia.

Control de negocios

Pero Edmundo Calderón es consciente de que existen puntos por ajustar en esta vía en los nuevos tiempos que vivimos. “Vamos a tener que establecer reglamentos para no dejar que se abra cualquier tipo de negocio. Por ejemplo, no vamos a permitir una excesiva presencia de pollerías. Hay que mantener cierto control en las licencias de funcionamiento.”

El presidente de la Asociación de Comerciantes del Jirón de la Unión considera que el estigma de inseguridad de esta vía se ha dejado atrás. Hay controles policial y de serenazgo, “ya no existe ese temor de pensar voy al Centro y me van a asaltar. Se logró un buen trabajo cualitativo y cuantitativo para contrarrestar los robos y asaltos en esta zona”.

Share this post

Déjanos un Comentario