Descubren muro inca durante excavación para adecuación de hotel de lujo en Cusco

Notiviajeros.com
Un muro inca fue descubierto durante las excavaciones que forman parte de los estudios preliminares del proyecto de adecuación de un hotel cinco estrellas de la cadena Orient Express, en la plaza Nazarenas del Centro Histórico de Cusco, informo el arquitecto Javier Carreño, residente de los trabajos que se realizan en el lugar.

Sostuvo que este hallazgo arqueológico, así como todos lo que se encuentren en el futuro, dada la importancia del lugar, serán conservados y puestos en valor para que el hotel tenga una mayor prestancia.

Explicó que el muro fue encontrado como cimiento de un muro medianero ubicado entre el lugar de las obras y una propiedad contigua de la época colonial (la Casa Cartagena), lo que representa una “yuxtaposición cultural”.

Las obras de adecuación del hotel se realizan en un palacete de arquitectura incaica-colonial, que a principios de la ocupación española fue concedido a Mancio Sierra de Leguizano, en el sector izquierdo de la antigua capital incaica.

Luego, el inmueble se convirtió en el Beaterio de la Nazarenas. Actualmente, el inmueble es propiedad de la congregación de religiosas Carmelitas que lo dio en concesión a la citada cadena para un hotel del lujo de 56 suites.

El descubrimiento corresponde a un muro de material caliza de estilo poligonal almohadillado, corto pero de importancia para la época incaica y también importante para esta época por constituir parte del patrimonio monumental de la ciudad, explicó René Pilco, del área de fiscalización de la gerencia municipal de Desarrollo Urbano de Cusco.

Dijo que se estima que el muro fue construido en el denominado período central o imperial, debido al uso de tecnología para su edificación y mampostería. Aún no se define si pertenece a un andén o habitación.

Señaló que si bien ahora el muro sirve como cimiento de una estructura colonial, en el período incaico era un muro en plenitud que estaba en la superficie.

Indicó que también se ha descubierto a 1.5 metros de profundidad un empedrado rústico y una pequeña poza colonial que son indicadores de que el piso de ocupación inca se encuentra a más profundidad.

El muro fue descubierto durante la excavación de calas exploratorias que son estudios para determinar cimentaciones de vecinos colindantes y tipos de suelos; las excavaciones de prospección arqueológica se iniciarán próximamente en toda el área, lo cual prevé interesantes hallazgos que se darán a conocer en su oportunidad.

También se ha encontrado huesos de animales de contextos de rituales andinos a la madre Tierra recientes, que son materia de análisis.

Share this post

Déjanos un Comentario