En El Pueblo todo está incluido

Como los mejores hoteles caribeños, El Pueblo Resort & Convention Center ofrece ahora a sus visitantes una experiencia única en la capital. Este tradicional hospedaje, situado a solo 45 minutos de Lima, presenta paquetes familiares que incluyen alojamiento, comidas, bebidas, entretenimiento y mucho más por el mismo precio.

“La mayor ventaja es que los peruanos podrán acceder a un todo incluido sin salir del país. Esta es una propuesta muy original porque la oferta está copada por hoteles en playas y no en la sierra, como es nuestro caso”, explica Juan Martín Aguirre, gerente general de El Pueblo.

Notiviajeros.com

AL AMANECER
A partir de las 7:00 a.m. y hasta las 10:30 a.m. la cafetería Molino de Santa Clara lo esperará con el desayuno servido. Si las montañas despertaron cubiertas de nubes no habrá nada mejor que una bebida caliente, de lo contrario refrésquese con uno de los jugos de fruta que ofrece el bufet.

Y como al empezar el día uno debe comer como rey, anímese a saborear la variedad de panes artesanales, elaborados en el hotel.

AL AGUA, PATOS
Los primeros rayos del sol empezarán a calentar el ambiente y será el momento de disfrutar de un refrescante baño. Para satisfacerlo El Pueblo cuenta con tres piscinas de diferentes profundidades.

Una de ellas atesora varios toboganes que lo retarán con su altura y sus atrevidas curvas. Además, para que los adultos se sientan en el Caribe, posee un bar en su interior llamado Las Cascadas. A pocos metros hallará la zona de parrilla donde podrá degustar un piqueo si es que se le despierta el apetito antes de la hora de almuerzo.

La segunda piscina cuenta con el bar Mohena y a pocos metros de la tercera se ubica el bar Marino. Los tres bares atienden desde las 10 de la mañana hasta las 6:00 p.m. y ofrecen desde gaseosas hasta whisky.

APTO PARA TODOS
Según sus representantes, lo que busca ofrecer El Pueblo a sus huéspedes una experiencia diferente. “Basándose en el mismo esquema de animación turística de las cadenas internacionales, este resort ofrece áreas de entretenimiento y actividades planificadas. Conjugar la integración familiar con la diversión es nuestra meta”, señala Javier González, director de Experiencias, Eventos y Entretenimiento del hotel.

De esta manera, los más pequeños se distraerán con el desafío de videojuegos, el tour a la granjita o preparando deliciosos helados en las clases de minichef.

Para los más grandes se tienen programados torneos de sapo, de dardos o clases de baile. Y cuando toda la familia esté reunida podrá participar de la elección de la miss de la noche o competencias de hombres versus mujeres.

¡A COMER!
Si la gula es un pecado, este será el mejor lugar para cometerlo. Así que aproveche y rompa la dieta. Coma y beba cuanto pueda, que lo mejor de esta propuesta es que nadie le pondrá límites.

A partir del mediodía y hasta las 3:30 p.m. usted tendrá tres áreas disponibles para almorzar. Si le apetece una buena parrilla debe ir a la zona de Toboganes; si se le antoja pescados y mariscos vaya al Cebiche Bar, y si de comida internacional o criolla se trata no habrá mejor lugar que el bufet del restaurante Polvos Azules.

Si se le pasó la hora con tanto entretenimiento no tendrá que preocuparse, porque el Molino de Santa Clara reabrirá sus puertas desde las 3:30 p.m. y hasta las once de la noche para brindarle suculentas pastas.

MANTEL LARGO

Aunque existen varias alternativas para cenar, le recomendamos acudir al restaurante gourmet Pilitricas. Como la capacidad es limitada (35 personas) tendrá que reservar en alguno de sus dos horarios, de siete o nueve de la noche.

En compañía de la luna reanímese con una copa en el bar La Cava, donde como buen peruano puede probar nuestra bebida de bandera en sus exclusivos macerados de pulpa de lima, de coca, canela y clavo. Pero también encontrará bebidas con ron, vodka y whisky.

Para cerrar la noche con broche de oro, los bailarines podrán dar rienda suelta a sus mejores pasos en la discoteca. Y si lo suyo es el canto, no dude en visitar el karaoke. Ambos funcionan de 10:00 p.m. a 2:00 a.m..

EL PRIMERO EN EL PERÚ
El Hotel El Pueblo Resort & Convention Center fue construido en la década del 70, siendo uno de los primeros cinco estrellas de nuestro país.

Su infraestructura ocupaba un área de 90 mil metros cuadrados e intentaba recrear los tradicionales pueblos de la sierra.

Desde sus inicios, las habitaciones fueron casas de uno y dos pisos, con balcones y techos de teja a dos aguas. Además, sus estrechas calles, bordeadas por angostas acequias, así como las cantinas y “chicherías” que contenía le daban esa atmósfera andina.

En 1983 abrieron la peña El Plebeyo, en homenaje a Felipe Pinglo Alva, donde cada domingo a la hora de almuerzo se presentaron nuestros mejores exponentes criollos.

Ya en la década del 90, El Pueblo contaba con 175 habitaciones dobles, 500 camas y 5 búngalos con piscina.

También tuvo diez salas de eventos, con capacidad para 600 personas, donde se desarrollaron conferencias nacionales e internacionales de envergadura, convirtiéndolo en el punto de encuentro de importantes firmas empresariales.

Actualmente El Pueblo sigue atendiendo a este público en sus más de 50 salas para eventos y su auditorio con capacidad para 3.000 personas. Y ahora se ha convertido en el primer hotel en el Perú que ofrece paquetes bajo el sistema todo incluido.

De lujo

* El Pueblo Resort & Convention Center se extiende sobre 16 hectáreas y cuenta con 235 habitaciones distribuidas en búngalos, suites y piezas estándar.
* A los búngalos ubicados en la zona A (del cerro) se accede vía funicular. Siete de ellos comparten una piscina. Otros tres gozan de piscinas privadas.
* De viernes a domingo los precios varían según la ubicación y el tipo de habitación (van desde US$135 por persona, por noche, a US$213.
* De lunes a jueves, todas las zonas tienen una misma tarifa (US$120 por persona, por noche). En ambos casos, por cada adicional se paga US$97.

Por: Milagros Vera Colens – Vamos!

Share this post

One thought on “En El Pueblo todo está incluido

Déjanos un Comentario