Cusco: Destino Gastronómico

Quien visita la Ciudad Imperial está obligado a recorrer el santuario de Machu Picchu, el parque arqueológico de Sacsahuamán o quedar embelesado por su maravilloso Valle Sagrado. Pero para quienes ya hicieron todo eso y vuelven a esta mágica tierra será imprescindible vivir una experiencia gastronómica inolvidable. Por fortuna, la noche cusqueña ofrece cada vez más alternativas dispuestas a satisfacer los diversos gustos que se generan, producto de la variedad de costumbres que detentan los turistas internacionales.

Bajo esta premisa es que se han concebido las seis opciones con las que el grupo inversor Cusco Restaurants deleita a los comensales más exigentes desde hace más de diez años. Comida peruana, orgánica, pastas y nuestra bebida de bandera son solo una muestra de lo que encontrará en esta ruta del sabor.

SAZÓN CON HISTORIA
De todas las alternativas que ofrece Cusco Restaurants es conveniente comenzar con su última creación: el Limo Cocina Peruana Pisco Bar, que abrió sus puertas el pasado 6 de mayo.

Se trata de un acogedor local ubicado en la Plaza de Armas del Cusco. Según el chef, Héctor García Ribeyro, su objetivo es presentar la comida peruana a través de la historia, dando a conocer a los turistas nacionales y extranjeros de dónde parte un lomo saltado, un tacu tacu y cómo fue cambiando cada uno de estos platos a partir de la influencia foránea.

La carta ofrece 11 sushi rolls, entradas, tiraditos, cebiches y causas, además de platos hechos a base de trucha, pejerrey, papas nativas, alpaca, quinua y verduras orgánicas. Y también lo esperará una barra donde podrá degustar un delicioso pisco sour y otros catorce tragos con nuestra bebida de bandera.

Para restaurar y acondicionar el local donde se ubica Limo Cocina Peruana Pisco Bar, los representantes de Cusco Restaurants invirtieron US$150.000. “Remodelamos la casa que ocupa un área de 150 metros cuadrados, reequipamos la cocina e implementamos el mobiliario de todo el restaurante que tiene una capacidad para 60 personas”, manifestó el gerente general adjunto del grupo inversor, Gustavo Roda.

GUÍA GOURMET
Si lo que busca es tradición y comida criolla, novoandina e internacional, lo mejor será que visite el clásico restaurante Inka Grill, ubicado también en la Plaza de Armas.

Este lugar fue pensando para los visitantes que recién empezaban a descubrir esta ciudad, allá por la década del 90. “En esa época los mejores restaurantes tenían platos clásicos, aburridos y de baja calidad. Sus locales tenían condiciones precarias, así es que decidimos abrir el Inka Grill con el que tuvimos mucho éxito”, señala su director gerente, Rafael Casabonne.

Si desea más bien disfrutar de la mejor comida local y encontrar muchas alternativas elaboradas con las papas nativas que produce el Cusco, el lugar ideal será el Pachapapa, situado en la Plazoleta de San Blas.

Diríjase al Map Café, que está en el Museo de Arte Precolombino, si lo que busca es deleitarse con la alta cocina peruana contemporánea en un lugar sofisticado.

Otra opción, ideal para los amantes de la cocina italiana y las pastas, es el Incanto. Un lugar donde podrá experimentar con vinos de diversas partes del mundo.

Y para quienes prefieren la comida orgánica está el Greens, situado en el mismo local que el Incanto, a pocos metros de la Plaza de Armas.
Por: Milagros Vera
Vamos!

Share this post

Déjanos un Comentario