Crecimiento de infraestructura turística en el Valle Sagrado atenta contra patrimonio cultural

Ollantaytambo - Notiviajeros.com

Pese a la crisis, las inversiones hoteleras de lujo en el Perú no descansan. Lo ha afirmado la SHP, y en el Valle Sagrado de los Incas los hechos lo demuestran: hay hasta cinco hoteles en camino a lo largo del río Vilcanota, en el departamento del Cusco, según lo publicado hoy por El Comercio.

Motivados por el clima cálido todo el año, la proximidad con Machu Picchu y la riqueza arqueológica de la zona, los empresarios no dejan de invertir allí en infraestructura turística, que desde hace tres años registra un crecimiento del 15%, de acuerdo con la misma fuente.

Sin embargo, tanto crecimiento estaría afectando los bienes materiales e inmateriales en 350 sitios arqueológicos y tres parques ubicados en Písac, Chinchero y Ollantaytambo, según lo que se desprende del plan maestro del Valle elaborado por el INC Cusco, que contempla hoteles, comercios, viviendas y otras edificaciones.

Según los especialistas, este caos involucra el uso de suelos, la toma ilegal de fuentes de agua y la alteración del paisaje con construcciones inadecuadas. Sin embargo, fuentes de la Municipalidad Provincial de Urubamba han señalado que las grandes inversiones hoteleras cuentan con licencias municipales entregadas con la opinión favorable del INC Cusco. ¿Cuál sería el problema? Las construcciones clandestinas, por su impacto ambiental.

Soluciones

Germán Dávalos, director ejecutivo del Plan Copesco, explica que el problema ha motivado la creación de planes y parámetros para organizar el ordenamiento territorial del Valle Sagrado.

El Proyecto Vilcanota destinó US$ 330,000 para realizar estudios que permitan elaborar un plan territorial multiprovincial y planes de ordenamiento urbano en cada distrito del Valle. También se han invertido unos US$ 824,000 en el desarrollo de capacidades e infraestructura turística y más de US$ 1 millón en el desarrollo urbano de Machu Picchu.

De acuerdo con el plan maestro que elabora el INC y los parámetros urbanísticos entregados a la Municipalidad de Urubamba, ahora no se podrá utilizar calaminas, planchas plásticas o policarbonato en los techos de las edificaciones; solo se permitirán construcciones no mayores de dos pisos; y se prohibirá emplear mayólicas o cerámicas en las fachadas.

Share this post

Déjanos un Comentario