Lima, verano en carpa

Cuando de planear una excursión a la playa se trata, acampar es una costumbre que la mayoría de limeños hemos sumergido en el baúl de los recuerdos, junto con las ropas de baño viejas, los lamparines a kerosene y el radio a pilas. Los adultos de hoy han cambiado sus carpas de ayer por cómodas construcciones de concreto frente al mar, mientras que para los jóvenes se torna casi impensable departir historias alrededor de una fogata un viernes o sábado por la noche.

Por ello, aprovechando que se acercan los feriados de Semana Santa anímese a desempolvar al campista que lleva dentro leyendo esta nota.

LAS CLÁSICAS

Al ir por la carretera Panamericana Sur pasará por los destinos de campamento más tradicionales que ofrece nuestra metrópoli. Uno de ellos es el distrito de Chilca ubicado en el kilómetro 64. Este cuenta con tres playas en las cuales es posible realizar dicha actividad: Ñave, San Pedro y Yaya. Por si no lo sabía, estas cuentan con baños públicos, quioscos de comida y lugares donde dejar el auto por S/.5. A su paso por ahí, no se pierda la oportunidad de visitar las lagunas medicinales del barrio Las Salinas.

En la zona de San Antonio, a partir de Puerto Viejo (km 71,5) seguido por Cerro La Virgen (km 79), el León Dormido (km 80) —bahía famosa por la extensión rocosa que se asemeja a dicho felino— y La Ensenada (km 81) encontramos sitios propicios para pasar un fin de semana en contacto con la naturaleza. Vale mencionar que la primera y la cuarta son conocidas por sus buenas olas así que es ideal para los amantes del surf. Sepa que todos estos lugares para acampar cuentan con servicios higiénicos que incluyen duchas. Poseen también estacionamiento vigilado cuyos precios al día son: si se trata de un automóvil o camioneta (S/.5), combis o micros (S/.10) u ómnibus (S/.15). Además, si olvidó llevar algo para cubrirse del sol, no se preocupe porque hay quienes alquilan carpas. Su precio varía entre los S/.5 y S/.20 de acuerdo con la demanda.

Más al sur se topará con Sarapampa (km. 106) y Gallardo (km. 124) lugares ideales para el descanso y contacto con la naturaleza.

OTRAS PROPUESTAS
Casi a la altura de Chincha, en el kilómetro 178,5 está Wakama, balneario de corte ecológico. La tarifa del campamento es de 100 soles por carro de máximo hasta cinco personas y va de miércoles a domingo. Si no cuenta con transporte igual puede ingresar pagando S/.25.

La administradora Lilian Ramírez señala que, “los campistas pueden acceder al restaurante y la bodega, pero no está permitido tomar sol en la zona de las casas o el hotel”. Entre los servicios a su disposición están el recojo de basura, abastecimiento de agua, seguridad, salvataje y baños portátiles.

De otro lado, según Víctor Villanueva representante de la agencia de turismo de aventura Tititrek, “las mejores playas para acampar están en la Reserva Nacional de Paracas en Pisco (km. 227): La Mina, Raspón, Punta Mendieta, Punta Sacasemita (de difícil acceso), Caquio (muy ventosa), Karwas, Tunga y Barlovento”. Estas pertenecen al departamento de Ica. Acá, una camioneta es un apoyo ideal.

CONSEJOS

* Asegúrese de contar con el equipo básico: carpa, bolsas de dormir, cocinilla, linternas, cubiertos, una lámpara a gas, sillas y mesas plegables.
* Es fundamental que se hidrate. Intente ingerir por lo menos dos litros de agua al día.
* Sea cuidadoso de las corrientes y la marea. En este sentido, preste especial atención a los pequeños y evite consumir bebidas alcohólicas desmesuradamente.
* Ubique el campamento a una distancia prudente de la orilla del mar, pues es común que el nivel del agua se incremente a partir de las cuatro de la tarde.
* Piense ecológicamente y no deje basura tirada en la playa, tras su partida.

Share this post

One thought on “Lima, verano en carpa

Déjanos un Comentario