Pucusana

Luego de atravesar los siete kilómetros de cerros áridos que separan la Carretera Panamericana Sur del mar, surge imponente el distrito de Pucusana que nos invita a sumergirnos dentro de sus acuáticos atributos.

Por si decide realizar la travesía en auto, vale destacar que la vía de acceso se encuentra en perfectas condiciones, pues fue restaurada y recientemente inaugurada. Eso sí, tome en cuenta que, como lo indica Carlos Carrillo , subgerente del área de seguridad ciudadana de la municipalidad, no se ha desarrollado ningún plan turístico. “Por lo general las personas que vienen saben qué es lo que hay para conocer, gracias al boca a boca”, admite.

En consecuencia, sitios turísticos como por ejemplo El rostro de Cristo, extensión rocosa llamada así por la semejanza de su silueta con el perfil de un hombre con barba, no se encuentran señalizados ni existe un mirador para apreciarlo. Es por ello que al llegar a Pucusana, lo mejor es preguntar por los lugares de interés a la gente de la zona.

EMBARCACIÓN AL AGUA
La tranquilidad de sus aguas y los paisajes que se pueden ver son, según el representante de la municipalidad, algunos de los beneficios que por naturaleza geográfica Pucusana brinda al turista. Por ello, no debe dejar de acercarse al puerto donde lo esperan algunos pescadores junto con Toñito, Kurt, Sandro Mauricio o John (por citar algunos de los nombres de sus chalanas) con el fin de darle un paseo por el litoral.

Como lo indica Feliciano Ramírez, quien realiza dicho servicio: “la capacidad máxima en cada embarcación es de diez personas por una cuestión de comodidad”. El precio es igual para todas las naves (fluctúa entre los S/. 25 y S/. 30).

El recorrido tiene una duración aproximada de 40 minutos y pasa entre chalanas, lanchas y yates. Superados estos podrá apreciar algunos atractivos del balneario como la casa-buque (una construcción en forma de navío empotrada en la piedra) o el torreón de piedra (residencia hecha a la usanza de las antiguas fortalezas). La excursión en mención incluye bordear la isla de enfrente cuyo nombre es Galápagos. Ahí podrá apreciar desde el bote lobos de mar, pelícanos, pingüinos de Humboldt, aves guaneras, entre otras especies reposando sobre las peñas. No olvide llevar protector solar a fin de evitar una indeseada erisipela.

Asimismo, se ofrecen excursiones de pesca, las cuales cuestan S/.30 por hora. Ramírez recomienda realizar dicha actividad temprano en la mañana para obtener mejores resultados.

De otro lado, si usted es de los que prefiere experiencias que exijan mayor desgaste de energía, opte por los tours de buceo que Perú Divers ofrece en Pucusana por US$35 si cuenta con el certificado de rigor y US$80 si es su primera vez bajo el agua con un tanque de oxígeno. Para mayor información ingrese a www.perudivers.com.

SOL, MAR Y ARENA
Si bien es cierto que en la actualidad el distrito es reconocido primordialmente como una caleta de pescadores, todavía hace las veces de balneario. Las Ninfas, Pucusana, Naplo e isla Galápagos son las cuatro playas que lo componen.

A la primera se llega atravesando el puerto, mientras que la segunda está a la vista de cualquier visitante que camine por el malecón San Martín. Esta última se caracteriza por las numerosas embarcaciones que vemos reposando sobre sus aguas y arena. Si lo que le provoca es visitar la isla, tome una de las chalanas que ofrecen llevarlo hasta ahí por S/.1,50.

Por su parte, Carrillo recalca que Naplo es la playa más grande y popular del cuarteto. Debe ser por ello que ahí encontrará puestos que ofrecen múltiples alternativas para disfrutar de manera diferente un chapuzón en aguas saladas. Entre estas destacan el paseo en banano o pedalones cuyos costos son de S/.35 y S/.15, respectivamente por alrededor de treinta minutos, así como el alquiler de botes o boyas inflables por S/.8 y S/.3 la hora. No olvide que el hacinamiento de gente puede resultar un poco molesto si acude ahí con la idea de descansar.

De otro lado, no puede dejar de visitar el boquerón donde podrá ver y escuchar cómo revientan las olas contra las peñas. Eso sí, sepa que está prohibido meterse al agua en esta zona.

Por último, si no cuenta con transporte y desea movilizarse dentro de la localidad le conviene tomar un mototaxi, cuyo precio es de S/.1 por persona (con una capacidad máxima de tres) y S/.2 si el servicio llega hasta Naplo.

Share this post

Déjanos un Comentario