Carnaval de Río

Síguenos en: | |

Carnaval de Río- Notiviajeros.com
Pura pasión. El carnaval de Río de Janeiro vivió el domingo y lunes todo el espectáculo y el sabor a lo que los brasileños nos tienen acostumbrados. Si bien es cierto, este año las comparsas lucieron un look más modesto, no evitó que se engalanara el gran Sambódromo, pues la creatividad entró a tallar para poder lucir en la pasarela con una menor cantidad de dinero, debido a la crisis.

Entretanto, en las calles de la ciudad la fiesta desbordaba en decenas de comparsas con miles de brasileños y extranjeros bailando y bebiendo en éxtasis. Entre la noche del domingo y el amanecer del lunes, 6 de las 12 escuelas del Grupo Especial (que es la primera división de las escuelas de samba que entran en competencia), deslumbraron al público congregado en las gradas de la avenida Passarela Profesor Darcy Ribeiro (la cuadra conocida simplemente como el Sambódromo) especialmente construida hace 25 años para presentar los desfiles de carnaval. Mientras tanto, ayer les tocó el turno a las seis escuelas restantes que pertenecen a la segunda división.

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, junto a su séquito de ministros y auxiliares, fue uno de los invitados de honor este año en los exclusivos camarotes, (palcos de lujo, valorizados en US$6.000 por noche, aproximadamente), desde donde la élite brasileña presencia los desfiles y anima a sus escuelas. Y es que, detrás de la puesta en escena de cada una de estas óperas a cielo abierto, hay un laborioso trabajo de un año, ejecutado por unas 4.000 personas, casi todas habitantes de las barriadas pobres de la segunda mayor metrópoli brasileña.

Además de Lula, entre las celebridades de ocasión destacaron el actor estadounidense Kevin Spacey quien opacó a las estrellas de las novelas de la TV Globo.

Entre las secuencias que más sorprendieron fueron las representadas por Imperio Serrano con “La leyenda de las sirenas y los misterios del mar”, mientras que la única comparsa que consiguió patrocinio adicional (del gobierno francés) fue la escuela Grande Río. Las carrozas alegóricas recrearon cortes francesas, el palacio de Versalles, la llegada de los conquistadores y hasta una selección de bailarinas del famoso cabaret Moulin Rouge que combinaron el can can con la samba.

Entre tanto, la campeona del año 2006, la escuela Vila Isabel presentó una obra más modesta en homenaje al centenario del teatro municipal de Río y obras clásicas de teatro y música escenificadas en ese templo del drama y la comedia. Asimismo, la quinta, llamada Beija-Flor (que va en busca de su tercer título consecutivo) dedicó su esfuerzo al agua.

Es bueno mencionar que los espectáculos del Sambódromo, recogen este año temas más vinculados a la esencia brasileña, ya que hasta el carnaval pasado tenían una carga netamente comercial, debido a que la bonanza económica hizo que todos los temas de sus presentaciones estuviesen patrocinados o comprados por grandes empresas nacionales e internacionales y por gobiernos de lejanos estados de Brasil o de países amigos.

Share this post

Déjanos un Comentario