La gran fiesta del carnaval

Síguenos en: | |

Definitivamente una de las fechas más divertidas que se festeja en casi todo nuestro territorio es el carnaval, convirtiéndose en la fiesta tradicional más popular y alegre en donde todos –locales y foráneos– participan.

La premisa es una: en aquellos días, todo vale. Esta costumbre, si bien en nuestro país tiene matices peculiares, proviene de Europa, y acá se ha sabido entremezclar en el tiempo con las vivencias del mundo andino y con las costumbres de la costa y de la selva.

LOS ORÍGENES

La palabra carnaval viene del idioma italiano y significa que todas las travesuras son válidas. Esta fiesta es el desahogo de los 40 días de cuaresma, en medio de ayuno y abstinencia y proviene de la celebración al dios Baco. Así pues, el carnaval es una fiesta mágica en la que cada uno de nuestros pueblos toma diferentes expresiones y colores.

EN LAS ALTURAS
En la sierra peruana esta es una celebración que tiene como motivo el agradecimiento a la madre tierra por la cosecha del año que pasó. Y, al igual que todos los carnavales del mundo, aquí se baila, brinda y celebra.

Una práctica muy común en las alturas es el tradicional ritual de la yunsa, conocida como umisha en la selva, o cortamonte en la costa. Consiste en plantar artificialmente un árbol cargado de regalos, en torno al cual se baila hasta tumbarlo con los cortes de un machete o hacha.

La pareja que da el corte con el que se derriba al árbol asume un compromiso y se convierte en los padrinos de la organización de la yunsa del próximo año.

Las ciudades de la sierra que celebran con mayor algarabía y organización son las de Cajamarca, Puno, Ayacucho y Huaraz.

EN AYACUCHO
El más característico y tradicional es quizá el de Huamanga que se celebra con divertidas festividades. Las comparsas salen a la calle acompañadas de los músicos y al ritmo de las quenas, charangos, guitarras y mandolinas, recorriendo barrio tras barrio tocando y cantando huainos, deteniéndose en las casas de los vecinos con botellas de licor, talco, harina y huevos.

La competencia entre barrios en la ciudad de Huaraz durante el carnaval destaca también por sus creativos disfraces.

CERCA AL MAR
En la costa la temporada de verano está en su máximo esplendor y el sol es un gran motivo para celebrar, disfrazarse y salir a mojarse, o echarse talco o huevos, para los más atrevidos.

El más famoso de los carnavales de la costa es el de Mejía, en Arequipa, conocido por sus divertidas comparsas en donde participan todos los habitantes de la playa y dura varios días.

En el norte, en febrero también arranca la fiesta, la lluvia de globos y nadie salva de mojarse, sobre todo en las playas y en las principales ciudades como Chiclayo y Trujillo donde se elige a la reina del carnaval.

DE LA SELVA
En la región tropical, el calor invita a salir a celebrar y en Iquitos es donde más se hace. Cada barrio se organiza también con juegos de agua y creativos disfraces.

Durante esta época del año que dura la fiesta se preparan platos típicos de la región que solo se cocinan en ocasiones especiales como en la fiesta de San Juan.

Así que ya lo sabe. En todo el país se celebra este fiesta, en algunas ciudades más que en otras, pero no se olvide: durante esta época todo está permitido.

Share this post

Déjanos un Comentario