Ruta Cusco – Machu Picchu seguirá con un solo operador ferroviario

Machu Picchu luego de que el Poder Judicial suspendiera los permisos ferroviarios a nuevas compañías por vulnerar el derecho a la seguridad jurídica de los actuales concesionarios.

Rafael López Aliaga, gerente general de Peruval Corp, explicó que el consorcio interpuso esta medida en contra del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), luego de que éste modificara el Reglamento Nacional de Ferrocarriles en octubre último y quitara requisitos para facilitar el ingreso de nuevas empresas.

Algunos requisitos que obvió ese reglamento fueron las pólizas de seguros de vía y pasajeros de 15 millones de dólares, obligarlos a tener certificados de origen, experiencia internacional en el rubro de transporte, fianzas y garantías por 5 millones de dólares.

En conferencia de prensa, el ejecutivo indicó que la empresa no se opone a la llegada de nuevos concesionarios en la ruta, pero que operen bajo los mismos requisitos internacionales, salvaguardando la calidad para los turistas.

No obstante, dicho reglamento ministerial fue anulado mediante resolución judicial, la cual fue mostrada hoy en conferencia de prensa por el ejecutivo de Peruval Corp.

El consorcio opera desde hace 10 años la ruta Cusco – Machu Picchu, a través del Ferrocarril Trasandino S.A.

De otro lado, reiteró que el boleto de tren para hacer la ruta Cusco – Machu Picchu no aumentará su valor este año debido a la crisis financiera internacional.

Consideró que la crisis económica mundial no disminuirá el flujo de visitantes a la ciudad sagrada de los incas porque se trata de viajeros “de clase internacional, a los cuales una crisis internacional no les afecta”.

López Aliaga mencionó que desde hace siete años el consorcio no sube los precios del ticket de tren Cusco – Machu Picchu. Y que, además, se continuará con el servicio de tren social a 10 nuevos soles el pasaje, que facilita el tránsito para los habitantes de la zona, aunque ocasiona al concesionario una pérdida de tres millones de dólares.

De otro lado, adelantó que este año el consorcio de Peruval y Orient Express Ltd. invertirán en el país 70 millones de dólares en diversas obras.

Hizo énfasis en que la crisis internacional no afectará los proyectos del consorcio, pues no se detienen las empresas mineras y confían que el turismo al Perú bajará muy poco.

El ejecutivo explicó que se invertirán 20 millones de dólares en la ampliación del Hotel Monasterio del Cusco y la reparación de un buque que brindará un servicio turístico en el lago Titicaca.

López Arriaga espera que para marzo se inicie las obras de construcción en el beaterio de Las Nazarenas del hotel Monasterio, después que queden solucionadas todas las preguntas que plantea la municipalidad del Cusco. Con el INC-Cusco, dijo, todos los temas ya fueron solucionados para la ejecución de las obras.

Dijo que las obras en el beaterio durarán un año, pero que el hotel continuará funcionando en ese lapso.

Otros 30 millones de dólares se invertirán para mejorar el servicio de carga en proyecto Tía María con Southern Peru y otros 20 millones en mejoras en toda la maquinaria y vía actual que maneja.

Así, precisó que en total el consorcio trabajará alrededor de 120 kilómetros con Southern y en otros proyectos alrededor de 500 kilómetros.

Sobre la inversión en la zona del lago Titicaca, adelantó que se está rehabilitando un buque para que brinde un servicio de cubierta diurno para que los turistas puedan recorrer cómodamente el lago más alto del mundo.

Explicó que se trata de un buque con motor a gas de la década de 1920, el cual ya no existe en el mundo. Será rehabilitado con el actual sistema a gas y se convertirá en sí en un atractivo turístico.

Share this post

Déjanos un Comentario